Fecha: Miércoles, Agosto 17, 2016 - 14:46
Autor:

El artículo de Juan Echanove, articulista del diario español El País, expone una serie de argumentos en relación al debate que se cierne sobre una carta de denuncia creada por diversos Premios Nobel en la que acusan a la organización ambientalista no gubernamental Greenpeace de rechazar los alimentos transgénicos particularmente por cuestiones de daño al medio ambiente, siendo que este tipo de alimentos "enriquecidos" nutricionalmente pueden ayudar a las poblaciones más necesitadas a consumir vitaminas y minerales en un sólo alimento, o de lo contrario, sufrir carencias y desnutrición. En este sentido, la idea del autor es abordada desde tres aristas: la primera de ellas de tipo médico-sanitario, la segunda es una cuestión medioambiental y la tercera son razones socioeconómicas.

 

Cabe resaltar, de esta última arista la tesis central del autor, ya que para él, la verdadera razón para oponerse a los transgénicos es porque atienden a una estructura oligopólica que puede llegar a mermar la producción de la industria alimentaria del mundo, en tanto que los pequeños productores no pueden costear el precio de las semillas cada temporada por lo que perderían su fuente de empleo. Entre otras cosas, hace un interesante apunte relacionado con la inseguridad alimentaria mundial.

 

En el entendido que la transformación genética de los alimentos supuso en un inicio una alternativa conta la hambruna, ya que practicamente habría todo tipo de alimentos todo el tiempo, éstos reducirían su precio y podrían ser más accecibles para las personas de bajos ingresos, en la actualidad la carencia de alimentos para gran parte de la población mundial aún persiste mientras que el uso de semillas modificas expande su uso. Dicho esto entonces ¿Cuál sería lña postura que deberíamos tomar con respecto al tema de los alimentos transgénicos?

 

Fuente:
Fecha: Martes, Agosto 16, 2016 - 11:30

José Manuel Barroso, se convertirá en el presidente “no ejecutivo” de Goldman Sachs, esto no vino exactamente como una sorpresa. Se trata de un hombre que presidió la Comisión Europea durante 10 años y, desde el principio, siguió una agenda corporativa, con sus estrechos vínculos con las grandes empresas y los bancos de la UE que representan un rasgo clave del proyecto europeo actual.

Pero este movimiento ha catapultado el “problema de la puerta giratoria” de la UE en la agenda política, que causa pérdidas, asombroso y las reacciones de incredulidad, lo que lo convierte en un símbolo de la influencia corporativa excesiva en los más altos niveles de la UE. Barrroso desde otoño de 2014 ha trabajado en distintos rubros: las artes, la academia y de los “lobbyfests# corporativos de la Cumbre Empresarial Europea y la Conferencia Bilderberg, además tiene fuertes vínculos corporativos que otros ex comisionados han tomado: Viviane Reding, Karel De Gucht, Neelie Kroes, por nombrar algunos.

En este contexto, el movimiento Barroso de Goldman Sachs es particularmente indignante, Goldman Sachs tuvo un papel central en la causa de la crisis financiera de 2000. Goldman Sachs también es un jugador importante en el vestíbulo Bruselas. Se declaró un presupuesto de presión de la UE de al menos € 1.000.000 y ha tenido al menos 22 reuniones de alto nivel con la Comisión desde diciembre de 2014.

¿Será el caso Barroso un punto de inflexión en la forma en que la UE, y específicamente la Comisión empuñadura giratoria puerta se mueve? Sin duda, es alentador ver la rápida reacción del ministro de Asuntos Europea Francesa, Harlem Désir, que calificó la medida como "escandalosa" y dijo que "el presidente de la Comisión Europea debería estar por encima de las presiones de los intereses privados”.

Según los informes, fuentes de la Comisión han dicho que el papel de Barroso en Goldman Sachs no constituye una infracción de las normas actuales, y el jefe portavoz de la Comisión, Margaritis Schinas, ya ha descartado cualquier revisión de las normas contenidas en el Código de Conducta de los Comisarios. La pregunta ahora es: ¿las instituciones de la UE tienen la voluntad política de hacer algo al respecto?

Páginas