Inicio

Fecha: Lunes, Junio 5, 2017 - 18:15

Odebrecht, el conglomerado global de construcción con sede en Brasil, y Braskem, una empresa petroquímica brasileña, se declaran culpables de pagar cientos de millones de dólares en sobornos a funcionarios gubernamentales de todo el mundo y acuerdan pagar al menos 3,500 millones de dólares para resolver el mayor caso de soborno extranjero en la historia.

Odebrecht y sus co-conspiradores crearon y financiaron una elaborada estructura financiera dentro de la compañía que operaba para contabilizar y desembolsar pagos de soborno a funcionarios gubernamentales y partidos políticos extranjeros. Usaron una unidad de negocios oculta, pero en pleno funcionamiento, un departamento de soborno, que pagó sistemáticamente cientos de millones de dólares a funcionarios del gobierno en países de tres continentes.

Las resoluciones con Odebrecht y Braskem son la mayor resolución mundial de sobornos extranjeros. No obstante, otorgó para Odebrecht una reducción del 25 por ciento en el fondo de la gama de multas de las sentencias estadounidenses, debido a su plena cooperación con la investigación del gobierno, mientras que para Braskem una reducción del 15 por ciento, por su cooperación parcial.

Fuente:
Fecha: Lunes, Mayo 8, 2017 - 10:39
Autor:

Los países productores de petróleo tendrán una reunión el próximo 25 de mayo en Viena, donde se espera un nuevo acuerdo para poder elevar el precio del petróleo. Ya que el precio del crudo se desplomó nuevamente más de 50 dólares por barril brent.

Cabe recordar que en noviembre de 2016 los países productores de petróleo acordaron reducir la oferta de crudo con el objetivo de elevar los precios. Este incremento se dio en el corto plazo. Ya que el precio del crudo resintió el boom del fracking en EE.UU. y por la producción de los países de Libia y Nigeria, así como también por una baja demanda por parte de EE.UU. y China. Finalmente el precio del crudo se estima que no sobrepasará los 60 dólares por barril brent.

Páginas

BRICS: atando cabos frente al dólar

Resumen:

Bajo la convocatoria del G-20, que integra a las diecinueve economías más grandes junto con el Banco Central Europeo (BCE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial; el BRICS (acrónimo formado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) se reunió a inicios de septiembre en San Petersburgo y coincidió en la urgencia de concretar la implementación de un “Acuerdo de Contingencia de Reservas” (CRA, por sus siglas en inglés) toda vez que sus monedas se han depreciado drásticamente frente al dólar.[3].

De enero a agosto el real de Brasil se depreció 17.4%; el rublo de Rusia 8.4%; la rupia de India 17.2%; y el rand de Sudáfrica 20 por ciento. La excepción es el yuan (reminbi) de China, con una ligera apreciación de 2.40% durante el mismo periodo.[4] La depreciación de las monedas se produce por efecto del alza de las tasas de interés de largo plazo en Estados Unidos a causa del ultimátum indefinido de la Reserva Federal (Fed) de abandonar su programa de estímulos monetarios por 85,000 millones de dólares (mdd) al mes.[5]

¿Detroit pone en jaque a Alemania?

Resumen:

Las bancarrotas municipales en Estados Unidos tienen tras de sí la experiencia traumática de la crisis fiscal de Nueva York en la década de los setenta. Liderada por Walter Wriston al frente de Citibank, la «Gran Banca» gestionó la quiebra de la Gran Manzana y demostró que los intereses de las instituciones financieras priman sobre el bienestar de los ciudadanos.[3] El costo de la quiebra fue el desmontaje del mecanismo municipal de apoyo social diseñado en los años treinta.

Ahora en pleno siglo XXI, aparece una nueva quiebra municipal en Detroit. Fundada en 1701, ubicada en el estado de Michigan y con una superficie de 370 kilómetros cuadrados, la ciudad se declaró técnicamente en bancarrota el 18 de julio con una deuda de 18,500 millones de dólares (mdd). La mayor quiebra registrada en Estados Unidos luego del default de Jefferson County en el estado de Alabama en 2011 por 4,200 mdd.[4]

Páginas