Fecha: Miércoles, Mayo 3, 2017 - 10:45

Con el llamado a una política de "Buy American, Hire American", el presidente Donald Trump resucita un lema que ha existido por lo menos desde la Gran Depresión.

En 1933, el presidente Herbert Hoover inauguró "Buy American" en medio de la Gran Depresión. La ley otorgó una preferencia a los productos nacionales en todas las compras del gobierno federal Desde entonces, ha tenido sus altibajos, tanto como una declaración patriótica como como una guía de la política gubernamental; incluso Barack Obama abrazó el slogan en la legislación de estímulo de 2009.

A la pregunta: ¿Qué hay de malo en "Buy American, Hire American!"?, el autor del artículo responde que, como un eslogan político, nada, si se es un nacionalista; sin embargo, como política aplicada por las normas federales y estatales de adquisiciones, destaca algunas desventajas.

Fuente:
Fecha: Martes, Mayo 2, 2017 - 16:49

Trump llegó al poder sin propuesta de ley en materia fiscal ni un plan detallado de su impacto sobre la economía y los ingresos. Sin embargo, para destacar que él cumple sus promesas, su administración presentó lo que denominó “la mayor reforma fiscal de la historia”.

Esta reforma tiene como medida clave la reducción del 35% al 15% del impuesto a las empresas, rebaja la carga de los más ricos del 39% al 35%, reducción los tramos fiscales del IRPF a 3, desaparición del impuesto de sucesiones, fomento de la repatriación de capital y desaparición de las deducciones del impuesto a la renta.

El recorte implica, según la Tax Foundation, que el Estado deje de recaudar dos billones de dólares en 10 años. No obstante, para compensar esta medida, se requiere un crecimiento sostenido del PIB del 5%. El autor concluye que esta reforma evidencia la benevolencia de Trump con la empresa privada y la distancia con los problemas sociales.

Páginas

Ocampo al Banco Mundial

Resumen:

La nominación de José Antonio Ocampo a la presidencia del Banco Mundial (BM) por parte del gobierno brasileño forma parte de un proyecto económico y político que dista del pactado por Washington.

La creación de un banco del sur de los países denominados como BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) transformaría la idea del Banco del Sur, pasando de una perspectiva regional a una global, consolidado en un banco de desarrollo global alterno al BM.

Si Brasil logra convencer a sus socios del BRICS y a los países sudamericanos en temas económicos regionales, podrá tener un grado de influencia grande en las instituciones financieras internacionales.

Como parte de este proyecto, la idea es recircular las reservas internacionales en los fondos creados para este banco, diseñando alguna canasta de monedas propia para emitir bonos que serían pagados en las cinco monedas de los BRICS. El gran ganador con esta idea es China quien tendría cómo variar su esquema de depósito de reservas ante la política devaluatoria del Tesoro estadounidense.

La crisis global y la regionalización: Una visión desde América Latina

Resumen:

El proceso económico internacional en crisis es resultado de un proceso acumulativo de riqueza por parte de las empresas transnacionales a costa de los recursos de la población, preponderantemente de los países periféricos y semi-periféricos, bajo un juego que delega la preponderancia del sector productivo con respecto a la especulación en el sector financiero, cuyo monto representa aproximadamente doce veces la producción mundial.

Desde una perspectiva latinoamericana, Oscar Ugarteche analiza la crisis de naturaleza compleja actual que abarca dimensiones que distan de ser similares a las grandes crisis de 1929, 1872 y 1825, donde aspectos económicos, ambientales, financieros, energéticos, teóricos y tecnológicos se tejen.

Bajo la recopilación de la Red Latinoamericana sobre Deuda, Desarrollo Y Derechos (LATINDADD), la siguiente publicación exhibe los principales artículos de Oscar Ugarteche en torno a la crisis económica global y a la nueva arquitectura financiera regional e internacional destacando temáticas como los aspectos teóricos de la crisis, la deuda de los países ricos y su vínculo con el contexto internacional, el rol del G-20, así como la propuesta de regionalización financiera en América Latina basada en un fondo de estabilización financiera, la creación de un banco del sur y la unidad monetaria en común.

Páginas