Argentina’s Rational Default

Lun, 08/11/2014 - 07:19 -- noyolara
Cuerpo: 

Este default sobre Argentina, es quizá uno de los más extraños del mundo. El gobierno tiene un montón de dinero en efectivo en la mano y ya ha depositado su más reciente pago de 539 millones de dólares al Bank of New York Mellon. Pero el banco no puede reenviar el dinero de Argentina a sus acreedores, porque Thomas Griesa, un juez federal de Nueva York, ha emitido una orden que prohíbe la transferencia.

El sistema de los Estados Unidos para hacer frente a las quiebras de empresas es impresionantemente eficiente. Cuando una empresa pasa por problemas, un juez evalúa su capacidad de pago, y puede obligar a la empresa y sus acreedores para llegar a un acuerdo. Desafortunadamente, no existe un proceso análogo para los gobiernos nacionales, tanto porque los países nunca van a la quiebra y porque generalmente son de inmunidad jurisdiccional frente a otras naciones.

Los grupos de presión los tenedores de bonos, liderados por un trío de ex funcionarios de la administración Clinton, se han apresurado a adelantar las conclusiones de los economistas que han advertido el colapso de la inversión extranjera, la caída de la moneda argentina, y una recesión prolongada. En la prensa se repiten estas predicciones del fin del mundo, el precio de mercado de los bonos argentinos en default se disparó, presumiblemente basado en la esperanza de que el gobierno pagaría hasta lo que sonaba como un suicidio económico.

La agencia de calificación crediticia Standard & Poors declaró oficialmente a Argentina en default el 30 de julio, cuando el período de gracia de su pago de intereses expiró. En las calles de Buenos Aires, al día siguiente, había poco que reportar. "Es 31 de julio, y el mundo sigue girando. . . la vida sigue ", Fernández  dijo. Por el contrario, en Nueva York, las consecuencias del incumplimiento son sólo cada vez más evidentes. En definitiva, en el curso de esta lucha, la reputación de Estados Unidos como un centro financiero fiable ha sido dañado. 

Texto en inglés completo da clíck aquí