8 de Marzo "Día Internacional de la Mujer"

Sáb, 03/09/2013 - 09:24 -- valentinah
Autor: 
Cuerpo: 

En la actualidad las mujeres cuentan con una mayor libertad que hace aproximadamente medio siglo. Se cuenta con el derecho al voto, son libres de decidir y elegir a sus parejas, el número de hijos, de ser partícipes dentro del mercado laboral, de hacer economía, política, derecho, ejercer cualquier profesión, son muchas veces jefas de familia, juegan el rol de madre y padre para los hijos, llegan a tener un gran poder a nivel público (presidentas, mandatarias, ministras, directoras de organismos internacionales etc.) pero sobre todo tienen más voz que antes.

Claro está que no en todos los lugares del mundo sucede lo anterior, lo más probable es que dependa del nivel de desarrollo de cada nación, de la cultura, de los usos y costumbres, y de la religión, lo que permita o no la “libertad plena” de las mujeres. Existen casos tan extremos ya sea en términos de libertad de la mujer sobre su cuerpo, sobre su persona y la represión brutal y arcaica que termina en muchos casos con la muerte de las mismas.

Por ello y con motivo de la conmemoración y celebración del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) se sale a las calles para exigir la igualdad de género que aún es un problema actual, ya sea por la diferencia salarial entre hombres y mujeres, la desigualdad de oportunidades, la NO violencia a las mujeres, ya sea violencia sexual (abuso sexual) y la violencia de genero (abuso doméstico y golpes) hacia las mismas, libre elección sobre su vida en todos los planos, goce pleno de sus derechos sexuales y reproductivos, libertad de expresión en espacio público como privado, la NO discriminación por el simple hecho de ser mujer. Hoy se sigue pidiendo la defensa y el respeto de sus derechos humanos y laborales, especialmente en la denuncia y fortalecimiento de la lucha por erradicar la violencia contra las mujeres, siendo que ésta última constituye una violación de los derechos humanos en los ámbitos público, privado y laboral; destruye familias, comunidades y dificulta el desarrollo de nuestros países.

La crisis económica que se enfrenta, ha provocado un aumento en el desempleo, la pobreza y el mínimo acceso a los sistemas de protección social haciendo a las mujeres más vulnerables a la explotación o la violencia.

Además, se constata un alto porcentaje de violencia contra las mujeres en el lugar de trabajo y específicamente en sectores como las trabajadoras del hogar e inmigrantes. El problema se mantiene por la inexistencia de un tratado internacional en materia de derechos humanos que prohíba de manera explícita la violencia contra las mujeres, y la cuestión sigue estando mal definida y comprendida en el marco del derecho internacional relativo a los derechos humanos.

Con lo cual la mujer sigue siendo un ser inferior a comparación del hombre, aún cuando puedan ir a denunciar cualquier acto de violencia o abuso en su contra con las autoridades correspondientes, las mujeres siguen sintiendo intimidación y miedo por perder su trabajo, su fuente de ingreso, porque muchas veces se les termina viendo como las creadoras del conflicto (por su forma de vestir o actuar son provocadoras) o porque prefieren omitirlo y ser tachadas en la sociedad, aun cuando sean libre de exigir su derecho al respeto.

Cada 8 de marzo que ha pasado a lo largo de la historia no solo es motivo de festejo y conmemoración, es motivo de preocupación pues se siguen exigiendo derechos que den seguridad, igualdad y protección a las féminas, se sigue pidiendo mismas oportunidades de participación (económica y social) dentro del mercado laboral, se pide respeto, libertad de elección y libertad en términos iguales con sus compañeros varones. Políticas y prácticas contra la discriminación y la violencia, a fin de desarrollar mecanismos de denuncia y erradicación de todo tipo de violencia contra las mujeres.

Mensaje del Director General de la OIT

Mensaje de la CSA

Mensaje de la CSI

Mensaje de la OIT