Multinational Corporations’ Support for Big Banks Is Not Persuasive

Mié, 06/12/2013 - 18:20 -- Ivan S.R.

 

La Business Roundtable, asociación de directores generales de las principales empresas de Estados Unidos, con más de 7300 mil millones dólares en ingresos anuales y cerca de 16 millones de empleados envió una carta a la dirección del Comité de Servicios Financieros de la Cámara y los  medios de la Casa Comité argumentando a favor de la inclusión de los servicios financieros así como un   nuevo acuerdo comercial con Europa.  

Este grupo argumenta que emprender nuevas negociaciones  seria una oportunidad para hacer frente a las barreras de acceso al mercado que impiden que las empresas estadounidenses disfruten de plenas oportunidades en Europa.

La carta enviada por dicha asociación contiene que se buscara rechazar  cualquier intento que surja por  reforzar los requisitos de capitalización del sistema financiero de Estados Unidos. Así mismo rechaza la  propuesta hecha por los senadores Sherrod Brown, demócrata de Ohio, y David Vitter, republicano de Louisiana la cual propone controlar los bancos demasiados grandes. Esta Ley incluiría una disposición que requeriría a las grandes instituciones financieras calcular su capital de manera más sencilla, todo esto encaminado a que el sistema financiero sea más seguro, ya que se buscara  exigir moderaciones más grandes de la pérdida de absorción en la financiación de capital.

Según argumentos que presenta la  Business Roundtable  en dicha carta es que los requisitos de capital más elevados harían daño bancos estadounidense, debido a que  el resultado de estas  propuestas sería el de dar a las grandes instituciones financieras de Europa y Asia una seria ventaja frente a sus competidores en Estados Unidos, al tiempo de aumenta la disonancia normativa entre los Estados Unidos y la Unión Europea.

Estos representantes de las grandes empresas no financieras afirman que si, por ejemplo, los bancos estadounidenses se vieran obligados a ser más pequeños, esto podría poner a las empresas no financieras estadounidenses en desventaja frente a las empresas no financieras de Europa y Asia.

Es claro que la pugna por intereses hace olvidar lo ocurrido en la crisis de 2008-2009 ya que parece que las voces de los líderes corporativos no financieros han  olvidado esa lección en la cual los principales bancos quebraron y quedo claro que es necesaria una mayor regulación del sector financiero.

 

Texto completo aquí

Autores: