Inicio

Fecha: Jueves, Septiembre 8, 2016 - 12:08

Cuando aparecen las divisiones entre los diez miembros de ASEAN - como ha venido sucediendo en los últimos tiempos - o avances en la integración económica - que es la norma - ASEAN se parece más a un pasajero que el conductor del regionalismo asiático.

Debido a que China y Japón (y Corea del Sur) están plagadas de disputas políticas, el ASEAN más tres ha sido útil para promover la cooperación económica y política regional más amplia. Australia, India y Nueva Zelanda, que están todos en el vecindario y tienen fuertes intereses en el Este de Asia, construir fuera la más tres y forman parte de la más amplia ASEAN más de seis agrupación.

La ASEAN ha tenido éxito en ayudar a la institucionalización de las principales relaciones de poder en el sudeste de Asia y en la definición del papel que juegan las grandes potencias, mientras que da voz a los estados más pequeños. Un ASEAN debilitado pondría en riesgo todo.

La incapacidad de la ASEAN para tomar partido entre Estados Unidos y China como un grupo, , puede frustrar a muchos, esa misma incoherencia estratégica, sin embargo, puede ser útil entre las superpotencias, incluso si se hace poco para negociar la cooperación y evitar conflictos entre ellos. El riesgo es que la ASEAN se divida o fracture. Aunque el potencial de la ASEAN es enorme, es cierto que nunca ha cumplido las expectativas más optimistas para su papel en la región. Sin embargo, ha jugado un papel geopolítico y geoeconómico crítico.

Fecha: Miércoles, Septiembre 7, 2016 - 15:58

La FED elevó su tasa de interes en diciembre de 2015 por primera vez en nueve años, supuestamente para iniciar el movimiento de vuelta a la "normalidad", esto sobre la base de que la economía estadounidense se está recuperando rápidamente y volviendo a una tendencia de crecimiento económico y pleno empleo, sin embargo, desde diciembre, la FED se ha cruzado de brazos.

¿Por qué? Pues bien, el retorno a una tendencia de crecimiento no se ha materializado y la inflación no ha aumentado. Por lo que la FED ha hecho una pausa en su política de "normalización", de hecho, se habló de reducir la tasa política e incluso de la introducción de tasas de interés "negativas". En el discurso de Agosto pasado que dio Yellen reiteró su confianza en la sostenibilidad económica de la "recuperación" de Estados Unidos y dio a entender que la FED pronto reanudará sus subidas de la tasa política.

La profundidad y la gravedad del impacto de la crisis financiera global ha hecho que los bancos centrales fuesen adoptando gradualmente más medidas "no convencionales", como la economía mundial continúa arrastrándose, con un crecimiento del PIB atascado es evidente que la política monetaria, convencional o no, ha fracasado. Es interesante que todos los documentos presentados en el simposio de Jackson Hole por varios economistas académicos convencionales girasen sobre un tema básico: la actual política monetaria no está funcionando y tenemos que considerar medidas menos convencionales y radicales.

El problema es que el sector capitalista no está invirtiendo lo suficiente como para conseguir que la productividad del trabajo crezca más rápido y por lo tanto el PIB real. Yellen y Fischer citan el aumento del empleo y del consumo, como razones para subir ahora los tipos de interés. Pero éstos son indicadores 'retrasados'; sus decisiones dependen en última instancia de lo que ocurre con la inversión empresarial y detrás de eso, con la rentabilidad, sin embargo, las últimas cifras sobre los beneficios corporativos en Estados Unidos han caído un 4,9% en el segundo trimestre de 2016, en comparación con el mismo período del año pasado. Y después de impuestos, las ganancias bajaron un 6,3% en comparación con el año pasado.

Páginas