Futuro del trabajo dependerá de un multilateralismo que reconozca la igualdad, la inclusión y la sostenibilidad

Mar, 04/23/2019 - 13:10 -- aocampo
Autor: 
Cuerpo: 

Autoridades y expertos de OIT, CEPAL y PNUD analizaron los desafíos laborales para América Latina y el Caribe, en un evento paralelo al Foro de los Países sobre el Desarrollo Sostenible.

Los grandes cambios tectónicos que está sufriendo el mundo del trabajo requerirán de una respuesta colaborativa y de un multilateralismo que reconozca la igualdad, la inclusión y la sostenibilidad como dimensiones constitutivas fundamentales. Así lo señalaron hoy autoridades y expertos de organismos internacionales durante un evento paralelo a la tercera reunión del Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, que se realiza este semana en Santiago, Chile.

El evento titulado “Por un futuro más prometedor. Contribuciones del Informe de la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, estuvo organizado por la oficina regional para el Cono Sur de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y contó con la participación del Viceministro de Promoción del Empleo de Perú, Javier Palacios; el Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, Juan Hunt; la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena; el Director Regional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Luis Felipe López-Calva; y la Presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Chile, Bárbara Figueroa; entre otras personalidades.

En la reunión el Economista Regional para América Latina y el Caribe de la OIT, Hugo Ñopo, presentó las principales conclusiones del Informe de la Comisión Global de la OIT sobre el Futuro del Trabajo, el que fue comentado por Alicia Bárcena y Luis Felipe López-Calva. Posteriormente, se realizó un panel tripartito en donde participaron el Viceministro Javier Palacios, Bárbara Figueroa, y Sara Smok, Country Manager de Manpower Chile, el cual fue moderado por el Director de la Oficina de la OIT para el Cono Sur, Fabio Bertranou.

De acuerdo con el informe, 344 millones de empleos deberán crearse antes de 2030, además de los 190 millones que son necesarios para poner fin al desempleo actual. Además indica que el 36,1% de los trabajadores a nivel mundial trabajan más de 48 horas semanales, 300 millones de ellos viven aún en situación de pobreza extrema y 2000 millones de personas basan su sustento en la economía informal, entre otros datos.

En su introducción, el Director Regional de la OIT señaló que existen una serie de fuerzas que están modificando radicalmente el mundo del trabajo, en especial el cambio tecnológico, el cambio climático y el demográfico. “Todo esto se transfiere en desafíos que debemos enfrentar referidos a los problemas que presenta el mundo del trabajo, como la desigualdad y desempleo. Pero estos desafíos son también oportunidades”, explicó Juan Hunt.

En tanto, Luis Felipe López-Calva enfatizó que los ciclos del cambio tecnológico son cada vez más rápidos y por ello se requiere cambiar el enfoque y priorizar no solo la oferta, sino también la demanda de trabajo. “También es necesario desligar la protección social del empleo formal y atacar la mala asignación de recursos en torno a la educación para el trabajo”, indicó.

En su exposición, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL Alicia Bárcena remarcó la importancia de construir un nuevo sistema multilateral para el desarrollo basado en la cooperación y la igualdad, que tome como guía la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), así como los Acuerdos de París sobre cambio climático.

"La economía digital y la automatización representan una transformación tan profunda que impactará en el empleo. Por eso debemos pensar en formas económicas distintas, más colaborativas", declaró Bárcena.

Agregó que desde la CEPAL “hemos contribuido a poner la urgencia del fortalecimiento de los sistemas de protección social al centro de la agenda regional, y hemos puesto arriba de la mesa el tema del ingreso básico como opción de política para liberar a las personas de las más graves consecuencias de la dependencia material y abrir espacios de emancipación social y ampliación de libertades”.

“Concordamos con el informe (de la OIT) en que hay retos y oportunidades en materia de futuro del trabajo, sin embargo reiteramos nuestro mensaje de que es necesario avanzar en el cambio estructural progresivo y la diversificación de la matriz productiva para poder generar empleos productivos y trabajo decente. Para implementar la Agenda 2030, debemos cambiar el paradigma de desarrollo, promoviendo un gran impulso ambiental y un pacto social para universalizar el acceso a bienes y servicios básicos y a la protección social”, enfatizó la alta funcionaria de las Naciones Unidas.

Tema de investigación: 
Crisis económica