análisis por resqueda

RIP Globalización

Mar, 08/09/2016 - 13:52 -- resqueda

Los colaboradores de Proyect Syndicate se preguntan: ¿Cuál es el objetivo de una economía mundial abierta y cada vez más integrada, está sometida a un ataque feroz - y por qué ahora? Mencionan que de llegar Trump a la Casa Blanca, la globalización no se sometería a una retirada; sufriría una derrota. El hecho de que todas las principales economías avanzadas y emergentes temen por el futuro de la apertura global sugiere el grado en los retadores populistas han puesto en peligro las normas y estructuras existentes.

Para muchos comentaristas la globalización parece estar atrapada: atacada desde una dirección por aquellos que dicen que se ha creado un ejército de reserva de los perdedores económicos, por un pequeño grupo de ganadores, el famoso 1%; y sitiada desde la dirección opuesta por los políticos sin escrúpulos que, alimentándose de resentimiento económico. Para la mayoría de la gente de clase media en las economías más desarrolladas, las últimas cuatro décadas de la globalización económica palidecen en comparación con los 30 años de la posguerra.

Palabras clave: 

La globalización y los nuevos descontentos

Mar, 08/09/2016 - 12:46 -- resqueda

Stiglitz hace quince años escribió un libro llamado Globalization and its Discontents, que describe la creciente oposición en el mundo en desarrollo a las reformas globalizadoras, a los los países en desarrollo se les había dicho que la globalización aumentaría el bienestar general. Entonces ¿por qué había tanta gente vuelto tan hostil a ella? De hecho las economías emergentes y en desarrollo se han mostrado hostiles hacia la globalización

The Roosevelt Institute muestra que el comercio es una de las principales fuentes de descontento de una gran parte de los estadounidenses, el 90% ha sufrido un estancamiento de ingresos en un tercio de siglo. La mediana de los ingresos entre trabajadores de tiempo completo es en realidad menor en términos reales de lo que era hace 42 años. Los economistas Anne Case y Angus Deaton, han demostrado que la esperanza de vida entre los segmentos de los americanos blancos está disminuyendo. Las cosas están un poco mejor en Europa - pero sólo un poco mejor. El nuevo libro de Branko Milanovic Global Inequality: A New Approach for the Age of Globalization, menciona que los grandes ganadores fueron el 1% global, plutócratas del mundo, y la clase media en las economías emergentes. Entre los grandes perdedores - los que ganaron poco o nada - eran los que están en la parte inferior y la clase media y trabajadora en los países avanzados.

El fracaso de la globalización para cumplir con las promesas de los políticos convencionales y las ofertas de rescates generosos de los gobiernos para los bancos que habían llevado a la crisis financiera de 2008, deja que los ciudadanos comunes se defiendan por sí mismos.

La globalización es, por supuesto, sólo una parte de lo que está pasando;. Como Stiglitz lo señala en su libro reciente Rewriting the Rules of the American Economy, las reglas del juego tienen que ser modificado de nuevo - y esto debe incluir medidas para domesticar la globalización. Tanto el TTP y el TTPI se mueven en la dirección equivocada. El mensaje principal de malestar en la globalización era que el problema no era de la globalización, pero ¿cómo se está gestionando el proceso?

Palabras clave: 

El auge proteccionista amenaza el pacto de libre comercio entre Europa y EE UU

Mar, 08/09/2016 - 10:53 -- resqueda

El acuerdo comercial entre Bruselas y Washington ha caído presa de los miedos que atenazan a la ciudadanía y los líderes políticos titubean a la hora de darle el apoyo final. Hace más de tres años que la Unión Europea y Estados Unidos iniciaron la negociación de un ambicioso acuerdo comercial y regulatorio para allanar las trabas a los intercambios entre ambos bloques, pero el auge proteccionista y nacionalista que se respira en Occidente augura que no será sencillo. Convencidos de que el TTIP morirá si el candidato republicano, Donald Trump, gana las elecciones estadounidenses el 8 de noviembre, los representantes políticos quieren pisar el acelerador este otoño. Si la vencedora es Hillary Clinton, el interés por el pacto permanecerá, aseguran esas fuentes, pero el escenario es muy incierto.

Voces críticas toman fuerza incluso en las formaciones moderadas. Y varias citas electorales en el horizonte, además de la EEUU, complican el escenario. Especialmente en Francia, porque los socialistas rehuyen un pacto que buena parte de sus bases rechaza antes de las presidenciales de 2017. Pero también en Alemania, donde el rechazo al acuerdo también es fuerte y están previstas legislativas ese mismo años.El otoño tendrá varias fechas clave para dilucidar el futuro del TTIP. Los ministros de Comercio se reunirán el 23 de septiembre en Bratislava (la capital de Eslovaquia, que ejerce este semestre la presidencia rotatoria de la UE) para definir su nivel de ambición

El curso actual del capitalismo y las perspectivas para la sociedad humana civilizada

Vie, 08/05/2016 - 12:32 -- resqueda

Una fase específica de la historia económica y social sudamericana ha llegado a su fin. Esta fase fue testigo de la exportación de materias primas o productos semiprocesados en gran cantidad y a altos precios, que permitieron a sus economías tener tasas de crecimiento considerables y a sus gobiernos financiar una serie de programas sociales sin cambiar la distribución de la riqueza. El “modelo”, como así se lo llamó, dependía de la tasa de crecimiento y la demanda de commodities en otras partes de la economía mundial, especialmente en China.

La crisis de 2007 comenzó como una crisis financiera, tras la cual se puso al descubierto una profunda crisis de sobreacumulación y sobreproducción, compuesta por una tasa decreciente de ganancias. La crisis estaba en ciernes desde la segunda mitad de la década de 1990, y se demoró por la creación masiva de crédito y la plena incorporación de China a la economía mundial. El crac que comenzó a fines de 2008 fue de naturaleza global y no sólo una “Gran Recesión” norteamericana, golpeando inicialmente a las economías industrializadas. Los países emergentes, que pensaron que permanecerían mayormente inmunes a sus efectos, más tarde perderían esta ilusión.

La duración de la crisis mundial y la ausencia en la burguesía de un horizonte económico que no sea el de cortas recuperaciones cíclicas anuncian la convergencia y en última instancia la fusión de los efectos económicos y sociales de una prolongada crisis económica con los efectos, de dimensiones portentosas del cambio climático.

Palabras clave: 

La UE impone aranceles ‘antidumping’ al acero chino y ruso hasta 2021

Vie, 08/05/2016 - 11:06 -- resqueda

La Unión Europea ha impuesto aranceles definitivos durante cinco años a las importaciones de laminados de acero procedentes de China y de Rusia de hasta el 22,1% y el 36,1%, respectivamente, por vender el material por debajo del precio de coste de producción en Europa, una práctica conocida como 'dumping'.

La Comisión Europea abrió una investigación 'antidumping' para determinar si este producto procedente de China y Rusia estaba siendo comercializado en la UE a precio por debajo del coste en mayo de 2015 tras recibir una denuncia por parte de la industria europea. La UE lleva meses exigiendo a China que reduzca su sobreproducción de acero, que está perjudicando a la industria europea y de hecho ha reforzado el número de medidas adoptadas de defensa de mercado para protegerla. Alrededor de 37 de estas medidas del más de centenar de ellas adoptadas para proteger del 'dumping' a la industria europea afectan al sector del acero, de las cuáles 15 'castigan' a las importaciones de China.

El Ministerio de Comercio de China criticó hoy las medidas antidumping anunciadas por la Unión Europea contra varios de sus productos siderúrgicos, al señalar que “dañan el comercio internacional” y “envían señales erróneas”. Las sanciones “elevarán los precios de esos productos en la Unión Europea y perjudicarán a la competitividad de su sector industrial”, subrayó el Ministerio en un comunicado, donde criticó éstas y otras medidas similares dictadas la semana pasada por Bruselas.

Palabras clave: 
Autor: 

Nada normal en esta "normalización"

Jue, 08/04/2016 - 10:37 -- resqueda

La reunión en julio de la Reserva Federal de Estados Unidos es la quinta reunión consecutiva en la que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) se ha negado a elevar la tasa de fondos federales. Cuando las tasas se escalaron en diciembre pasado, la FED previno cuatro aumentos de las tasas adicionales este año como parte de un proceso de la llamada "normalización" de las tasas de interés después de una larga estancia en cero. Se entiende por la normalización cuando la tasa de interés de política finalmente regresa a un nivel consistente con el máximo empleo y la estabilidad de precios a largo plazo.

La FED explicó que era necesario un endurecimiento de la política monetaria para evitar el riesgo de recalentamiento de la economía que más tarde podría forzar aumentos de las tasas más abruptos., estos movimientos podrían conllevar una mayor turbulencia financiera y aumentar el riesgo de recesión. La FED ahora parece dispuesta a correr ese riesgo, esto porque la FED es demasiado optimista acerca de la fuerza subyacente de la economía a finales del año pasado.

Por otra parte, la inflación se mantiene dócil, sin embargo, la evidencia de los últimos años sugiere que la pendiente es muy superficial; la inflación no parece ser muy sensible a la actividad. Por lo que el riesgo de una rápida inflación al alza parece limitado. Otra razón para una mayor cautela de la FED es la incertidumbre acerca de cómo las tasas de ahora tendrán que subir con el fin de volver a la "normalidad".

El gasto de inversión en los Estados Unidos (y otras economías avanzadas) se ha mantenido mucho más débil que puede ser explicado por los fundamentos habituales de la economía de la mayor parte de esta expansión. Al menos es probable que una parte de esa debilidad debido a una sucesión de acontecimientos económicos y geopolíticos globales que han nublado las perspectivas de negocio y la incertidumbre elevada. En este punto, la decisión del Reino Unido a separarse de Europa, o Brexit, pero el Brexit, ha puesto un solo ladrillo en una pared ya elevado de preocupación. Para la Fed, la magnitud del efecto es desconocido, pero la señal es clara.

El forcejeo de los bancos europeos continuará

Mar, 08/02/2016 - 11:03 -- resqueda

Los reguladores europeos consideran oficialmente que la mayoría de los bancos de la zona euro son estables, a pesar del poco crecimiento económico y bajas tasas de interés. La mayoría de los bancos de la zona euro tienen suficiente capital para hacer frente a una nueva crisis económica, de acuerdo con las pruebas de resistencia por parte de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) el 29 de julio.

Pero no todos los bancos están en buen estado, el más débil de todos los grandes bancos en el área de la moneda según la EBA fue Monte dei Paschi di Siena, el tercer mayor prestamista de Italia. La EBA también advirtió de un deterioro significativo de la relación capital clave del prestamista irlandés Allied Irish Bank, Raiffeisen de Austria, Banco Popular de España, Barclays de Inglaterra y el Banco de Irlanda.

Las pruebas evalúan la reacción de los bancos a un escenario que representa un modesto crecimiento económico en Europa y uno asumiendo una recesión prolongada. Estas pruebas confirmaron que el sector bancario de Europa sigue siendo vulnerable en muchos aspectos. Muchas de estas vulnerabilidades, tales como la poca rentabilidad y las altas tasas de los préstamos son un legado de la crisis financiera. Otros, como la volatilidad del mercado y la presión sobre ciertos bancos, están conectados a la nueva fase de incertidumbre por el referéndum del Brexit. En los próximos meses, el riesgo político y la desaceleración de la actividad económica probablemente seguirán creando problemas para los bancos de la Unión Europea, independientemente de lo que digan las pruebas de resistencia.

Palabras clave: 
Autor: 

Superando la venenosa política de proteccionismo

Lun, 08/01/2016 - 12:03 -- resqueda

De acuerdo con la visión económica convencional, el libre comercio es bueno - por lo que el más libre es el mejor. Después de todo, la liberalización del comercio en las últimas décadas ha aumentado claramente el crecimiento económico en los países desarrollados y en desarrollo por igual. Sin embargo Barry Eichengreen menciona: "Una cosa es cierta ahora acerca de la próxima elección presidencial en Estados Unidos: el próximo presidente no va a ser un comerciante libre comprometida”.

Muchos creen que el beneficio fundamental del comercio internacional es innegable. Laura Tyson y Sarah Lund del McKinsey Global Institute mencionan que la interconexión fomenta el crecimiento a través de las ganancias de productividad derivadas de la especialización, la competencia y la innovación. Michael J. Boskin cita la teoría de la ventaja comparativa de David Ricardo para defender el TPP. Jeffrey Frankel, de Harvard observa una brecha en la productividad un 18% entre los fabricantes estadounidenses que exportan y los que no lo hacen. En la misma línea Koichi Hamada de Yale, un asesor económico especial para el primer ministro de Japón, sostiene que "el aumento del comercio y las corrientes de inversión provocada por la ratificación e implementación del TPP se beneficiará incluso a los países que deben hacer sacrificios más grandes”. El Instituto Peterson de Economía Internacional ha estimado que el TPP podría impulsar las economías de los países participantes en un 1,1% en 2030, y la economía estadounidense en un 0,5%.

Trump y otros proteccionistas a menudo argumentan que la falla en el comercio sin restricciones es que algunos países, en particular China, mantienen sus monedas subvaluadas artificialmente. Simon Johnson, ex economista jefe del FMI  e investigador del Instituto Peterson cita el daño a la manufactura y el empleo de Estados Unidos porque las monedas de China y Japón están infravaloradas, con el argumento de que los miembros del TPP "deben comprometerse a no ejecutar grandes superávit por cuenta corriente y se acumulan el exceso de reservas de divisas".

A lo anterior, Stephen Roach de Yale responde que China hace tiempo que dejó activos compra de dólares para mantener bajos su moneda, y que su superávit en cuenta corriente se ha reducido de manera constante. El déficit comercial de Estados Unidos, según él, refleja los ahorros inadecuados, no manipulación de la moneda china, como lo demuestra el hecho de que Estados Unidos tenga déficits bilaterales con la mayoría de sus socios comerciales. Kemal Dervis, de Brookings Institution reconoce que la manipulación de divisas puede ser un problema; pero argumenta que los acuerdos comerciales no son el foro adecuado para resolverlo, debido a la dificultad de determinar lo que realmente constituye la manipulación.

Con respecto al TTP, los beneficios económicos proyectados por el Instituto Peterson y otros son relativamente pequeños - y pueden en realidad no se materialicen. Según el estudio de Jomo Kwame Sundaram de Naciones Unidas el TPP añadiría sólo el 0,15% del PIB de Estados Unidos en 2032, y aumentar los ingresos mediante una mera 0,23%. Incluso muchos defensores de la liberalización del comercio son muy escépticos de acuerdos como el TPP y el TTIP. Pascal Lamy, un ex director general de la OMC, se lamenta la tendencia hacia los acuerdos regionales: “la liberalización del comercio multilateral, explica, ha ayudado a reducir la brecha global en el nivel de vida ".

Stiglitz y Adam S. Hersh del Instituto Roosevelt sostienen que la solución de controversias inversionista-Estado (ISDS) dispuesto dentro del TPP podría permitir a los inversores extranjeros de participar en el arbitraje privado contra un gobierno si las nuevas regulaciones para proteger la salud y el bienestar de los ciudadanos reducen sus beneficios esperados. Las preocupaciones acerca de la manipulación monetaria, derechos de los trabajadores, las normas ambientales, y muchos otros asuntos son un temor generalizado de que la retórica ricardiana puede servir como inicio para la búsqueda de intereses particulares, ya sean de los Estados-nación o de las empresas multinacionales.

Palabras clave: 

Top 10 de los libros de economía en los últimos 100 años

Jue, 07/28/2016 - 11:45 -- resqueda

La encuesta "¿Cuáles son los 10 mejores libros de economía de los últimos 100 años?", Fue abierta por dos semanas y más de 3.000 economistas votaron. Podían votar por hasta 10 de los libros en la lista de 50 que habían sido compilados a partir de las candidaturas presentadas por los lectores de Real-World Economics Review. Personas en promedio votaron por cinco libros. Aquí están los resultados:

1. (1,597 votos) John Maynard Keynes, General Theory of Employment, Interest and Money (1936)

2. (1,027) Karl Polanyi, The Great Transformation (1944)

3. (927) Joseph A. Schumpeter, Capitalism, Socialism & Democracy (1942)

4. (780) John Kenneth Galbraith, The Affluent Society (1958)

5. (731) Hyman Minsky, Stabilizing an Unstable Economy (1986)

6. (687) Thomas Piketty, Capital in the Twenty-First Century (2014)

7. (583) Joan Robinson, The Accumulation of Capital (1956)

8. (582) Michal Kalecki, Selected Essays on the Dynamics of the Capitalist Economy (1971)

9. (580) Amartya Sen, Collective Choice and Social Welfare (1970)

10. (500) Piero Sraffa, Production of Commodities by Means of Commodities (1960)

Palabras clave: 

La teoría no monetaria de la Inflación

Mié, 07/27/2016 - 12:29 -- resqueda

Los fenómenos de inflación que se vienen desarrollando en ciertos países de América Latina han sido atribuidos, por algunas opiniones autorizadas, en gran parte a la existencia de desajustes económicos de carácter no monetario. Este tipo de interpretación, en su estado actual, constituye más bien una hipótesis para casos especiales que una teoría.

Se considera a veces como explicación no monetaria de la inflación la que consiste reducir las causas monetarias que actúan directamente sobre el valor del dinero a los factores que a su vez las determinan: la alteración de las condiciones monetarias refleja cambios no monetarios o “reales”.

Hoy se reconoce por lo general que el precio relativo de los bienes presentes con respecto a los futuros depende de las condiciones monetarias. Por otra parte, bajo las condiciones de la organización económica contemporánea, la tendencia del valor del dinero depende en grado sustancial de las circunstancias reales que determinan los precios relativos. La teoría no monetaria de la inflación se funda sobre este hecho importante.

En la explicación no monetaria de la inflación, antes que el volumen global de la demanda y la oferta importan la estructura o composición de la demanda y la estructura de la oferta, por cuanto de ellas dependen las relaciones de valor entre las mercancías.

Palabras clave: 

Páginas

Suscribirse a RSS: análisis por resqueda