Fecha: Lunes, Noviembre 12, 2018 - 12:45

Historiador y economista, Mario Rapoport comenta sobre la situación económica-política actual de Brasil y Argentina. Al respecto, es evidente que Bolsonaro no se explica sin Trump en la Casa Blanca. Al igual que Bolsonaro, Trump pone en tela de juicio un esquema de comercio global que está muy cuestionado por amplias capas de la sociedad.

Los europeístas y los demócratas estadounidenses nos condujeron a la crisis de 2008 y esa crisis se remonta a la deslocalización industrial. El traslado de las grandes empresas en busca de mano de obra barata creó puestos de trabajo en Asia y desempleo en Estados Unidos y Europa.

El futuro del Mercosur es un área de libre comercio incompleta y una unión aduanera imperfecta con señales de estancamiento. El problema no sería en la concepción original, sino el aislacionismo que habrían promovido el kirchnerismo; tenemos una clase media muy gorila.

Fuente:
Fecha: Viernes, Noviembre 9, 2018 - 12:16
Autor:

La India anunció que pagará el suministro de sistemas antimisiles rusos S-400 en rublos, mientras que China pretende hasta finales de este año hacer acuerdos bilaterales en monedas nacionales, afirmaron políticos rusos.

Las negociaciones ruso-indias no sólo implican el suministro de armas, sino también de productos de carácter civil. A pesar de las restricciones estadounidenses, la India optó por mantener relaciones con el socio más confiable en el campo de la cooperación técnico-militar y el suministro de armas, es decir, Rusia.

Las tres mayores naciones en desarrollo, Rusia, China e India, mostraron al mundo cómo deshacerse de la dependencia del dólar. El comercio bilateral en monedas nacionales de estos países abre perspectivas para otras economías en crecimiento, para que sean capaces de deshacerse de la hegemonía del dólar.

 

Páginas

¡Houston, tenemos un problema!: perspectivas económicas para el año 2018

Resumen:

Nos encontramos ante un escenario donde la actividad económica global continúa dando mejores signos vitales. 

El pronóstico de crecimiento, de por sí ya fortalecido en 2017, mejoró en 0.5 puntos porcentuales respecto al año 2016 (pasando de 3.2% a 3.7%), según el Fondo Monetario Internacional (FMI).  Sin embargo, el comercio como una de las supuestas fuentes de demanda agregada que debería impulsar el crecimiento económico se ha subestimado con un escenario de guerra comercial a principios de 2018.

Aunado a lo anterior, las decisiones estadounidenses sobre política monetaria y política fiscal están teniendo sus respectivas consecuencias sobre la inflación, por lo tanto, sobre la tasa de interés de referencia y las decisiones de política económica internacionales e incluso sobre la situación financiera de entidades privadas.

 

 

La guerra comercial de EEUU contra el mundo: ¿están seguros?

Resumen:

Con el anuncio del presidente de EEUU sobre la imposición de tarifas arancelarias a la importación estadounidense de acero en 25% y en aluminio en 10%, se han vuelto ha vuelto a sacudir las bases del orden comercial internacional.

La decisión, acompañada de la consigna “queremos un mercado libre, justo e inteligente”, confirma la postura del mandatario sobre la protección arbitraria y sin cálculo económico de sectores, ramas y empresas estadounidenses frente al orden comercial multilateral. Así, la agenda proteccionista americana continúa acumulando descontento comercial alrededor del mundo

La cuestión es: ¿a quién beneficia el aumento de costos de producción siderúrgica y en las derivadas producciones automotriz y metal-mecánica?, si la medida no ofrece condiciones de desarrollo, producción, comercio y empleo nacionales frente al mercado mundial.

 

Páginas