Fecha: Lunes, Enero 18, 2021 - 20:48
Autor:

El año 2021 será crítico para enfrentar el desafío climático, el cual es en esencia un desafío energético. La energía que impulsa nuestra vida diaria y economías también produce alrededor del 80% de las emisiones globales. Para lograr emisiones netas cero hacia 2050, se necesita una transición urgente de los combustibles fósiles a las energías renovables, pero también es fundamental que los países en desarrollo respalden este cambio. De hecho, el acceso a la energía también tiene que ver con los derechos humanos.

China, la Unión Europea, Reino Unido y Japón tienen ambiciosos objetivos de cero emisiones netas para 2050. Y una vez que asuma el cargo, se espera que el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, haga compromisos similares y que otras naciones en desarrollo importantes puedan unirse.

Debemos reconocer que no podemos lograr cero emisiones netas para 2050 sin ofrecer energía sostenible para todos en 2030. Se presenta una oportunidad real para construir sistemas de energía confiables y sostenibles para África. Temas como este y relacionados con la transición energética se tratarán en la COP26, organizada por el Reino Unido y que se llevará a cabo en Glasgow, Escocia, del 1 al 12 de noviembre. El Reino Unido anunció el programa Climate Compatible Growth (CCG), un fondo de 38 millones de libras esterlinas que se centrará en apoyar la transición de las naciones en desarrollo a la energía verde.

Fuente:
Fecha: Lunes, Enero 18, 2021 - 12:36
Autor:

El Banco Mundial (BM) reveló en sus perspectivas globales para este año que en medio de un panorama donde la pandemia de Covid-19 sigue golpeando a todo el mundo, Honduras se destaca como el tercer país que liderará el crecimiento económico en la región centroamericana.

Honduras, Panamá y El Salvador lideran el crecimiento de Centroamérica en 2021, con 5,1 por ciento de Panamá; 4,6 por ciento de El Salvador y 3,8 por ciento de Honduras, según las nuevas proyecciones del Banco Mundial.

El reporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) presentado al Gobierno registra en 46 mil millones de lempiras el impacto de las tormentas; mientras que los daños económicos generados por la pandemia de covid-19, según las estimaciones del Banco Central de Honduras (BCH) son más 55 mil millones. Así, el año 2020 dejó al país un impacto de más de 100 mil millones de lempiras en pérdidas.

Fuente:

Páginas

Análisis del OBELA         /          ( english version )

La economía mundial hacia fines del 2020

Resumen:

Se acerca el fin de año y las crisis sanitaria y económica están aún lejos de resolverse. En el último reporte del World Economic Outlook, el FMI reestimó que la economía mundial se contraerá -4.4%, una corrección de -1.03% respecto al pronóstico de junio.

Casi en todos los casos, se espera un rebote en su ritmo de crecimiento para 2021. Este optimismo olvida que varias economías arrastraban una tendencia decreciente en su ritmo de crecimiento, especialmente las economías avanzadas y más grandes.

Con la salida de Trump, ¿en cuánto cambian realmente las perspectivas estadounidense y mundial? Para el mundo, ¿cuál es el verdadero espacio de transformación a los saldos del trumpismo?, y para América Latina, ¿qué representa este escenario para sus relaciones económicas y políticas?

El impacto de la pandemia en la economía latinoamericana

Resumen:

El paro de las actividades económicas, provocado por la pandemia del covid19, afectó gravemente a las economías latinoamericanas durante el primer semestre de 2020, se perdieron 8 años de producción.

En promedio, América Latina perdió ocho años de producción, mientras que China apenas uno, Estados Unidos seis y la Unión Europea 11. China, Europa, Argentina, Colombia, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Honduras, Paraguay, Perú y República Dominicana impusieron cuarentena obligatoria.

El resultado económico de las políticas de prevención de contagios ha estado fuertemente determinado por el crecimiento económico de la última década. Cuando la dinámica económica es baja, la caída, impulsada por el cierre de las actividades económicas internas y externas, provoca una gran contracción medida en términos de años del producto. Si la dinámica es alta, una gran caída conlleva solo una baja reducción de la producción.

Páginas