Fecha: Viernes, Abril 10, 2020 - 12:15

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) prevé una caída del PIB de América Latina y el Caribe de entre un 1,8% y un 5,5% este año. El organismo  augura una reducción total de entre 6 y 14 puntos porcentuales sobre la expansión inicialmente prevista hasta 2022.

El golpe será especialmente intenso en el cono sur (excluido Brasil), donde el desplome en la cotización de las materias primas y la caída en los volúmenes a exportar lastrarán y su crecimiento en los próximos años. México sufrirá por su estrecha vinculación con EEUU y por el desplome del mercado petrolero en los últimos tiempos. Brasil y la región andina sufrirán una dentellada menor; y Centroamérica y el Caribe tendrán en los menores flujos de turismo y remesas los principales canales de contagio

El BID aboga, en esta primera fase, por priorizar la inversión en salud para evitar que los sistemas sanitarios se vean desbordados y proporcionar alivio a los hogares más vulnerables a las medidas de distanciamiento social impuestas en la región para tratar de frenar el avance del virus.

Fuente:
Fecha: Jueves, Abril 9, 2020 - 12:43

La teoría del “sálvese quien pueda” de los economistas neoliberales ha sido arrasada por el coronavirus. La sociedad y el Estado existen. Son siempre imprescindibles para que sobrevivan las personas, y ello queda hoy al desnudo en medio de la pandemia atroz.

La crisis económica que se anuncia será tan dura como la que se conoció durante la depresión de los años treinta. En aquella época, la teoría económica clásica, de corte liberal, y sus defensores no consiguieron responder frente al sistema capitalista en estado de descomposición. Tuvo que venir John Maynard Keynes a salvarlo.

El keynesianismo orientó el desarrollo de la mayor parte de los países capitalistas al terminar la Segunda Guerra Mundial. Las economías y la productividad se expandieron notablemente, mientras las desigualdades se reducían. Se construye así el mayor éxito social del siglo XX: el Estado del bienestar.

Páginas

Análisis del OBELA         /          ( english version )

La OMC: La otra parte de la guerra comercial

Resumen:

El presidente de EEUU ha saboteado el nombramiento de los jueces de la corte de apelaciones de la misma OMC. Con eso, el organismo dejó de existir para los fines prácticos del caso.
Cerrar los tribunales de la OMC tiene sentido para el país contra el cual hay más quejas de parte de más países, y que además no cree en el libre comercio. La guerra comercial ahora ya no tiene frenos. Ni China, ni nadie, tiene donde quejarse
Esta es una decisión de Estado que acompaña la guerra comercial y favorece a sus empresas, pero que además le permite pelear su hegemonía debilitada en el plano comercial.

La importancia de los chips en la guerra comercial

Resumen:

EEUU tiene, en su actual guerra comercial, dos importantes ventajas sobre China: el dólar como moneda mundial, y buena parte del dominio en la industria de microprocesadores, a través las empresas Intel, AMD y Qualcomm. China posee, en cambio, ventajas estratégicas importantes en las telecomunicaciones con la red 5G y la empresa Huawei.

La industria mundial de semiconductores está concentrada en pocas firmas y en pocos países. Aunque el eslabón de manufactura de la cadena de semiconductores se realiza en Asia, las licencias, la propiedad intelectual y los segmentos productivos de la cadena de valor de semiconductores no pasan por China.

El país asiático ha puesto en marcha trabajos hacia la autonomía de la fabricación de chips, que puede consolidarse utilizando ingeniería de reversa. Es inevitable que el país asiático desarrolle una industria autónoma y competitiva de semiconductores y así disminuir su retraso frente a EEUU.

Páginas