Proyecciones Económicas

Balances económicos de América Latina y el Caribe

Balance económico de América Latina y el Caribe 2012

El siguiente informe actualiza las cifras e información entregadas en diciembre pasado en el reporte Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2012. Los países de la región crecerán en promedio 3,5% en 2013, gracias al dinamismo que mantendrá la demanda interna y el mejor desempeño de Argentina y Brasil en comparación con 2012. Paraguay liderará la expansión en 2013 con un crecimiento esperado del producto interno bruto (PIB) de 10%, seguido por Panamá (8,0%), Perú (6,0%) y Haití (6,0%). Bolivia, Chile y Nicaragua crecerán 5,0%, mientras que Colombia lo hará en 4,5% y Uruguay en 3,8%. México, con un crecimiento esperado de 3,5% en 2013 y las economías del Istmo Centroamericano, además de Cuba, Haití y República Dominicana (3,8%) se verían beneficiadas por un mayor dinamismo de Estados Unidos, a lo que se suma una mejoría del sector agrícola (especialmente en Cuba, Nicaragua y República Dominicana) y de la construcción (en Guatemala, Haití y Honduras).

Los países de América del Sur, que en general son más especializados en la producción y exportación de materias primas, crecerían en promedio 3,5% en 2013, gracias a la mantención del crecimiento de las economías asiáticas.

En el Caribe continuará la aceleración en el ritmo de crecimiento con un alza esperada de 2,0% como resultado del dinamismo de las economías más especializadas en la producción y exportación de materias primas (Guyana y Suriname, principalmente) y de la recuperación de los países más enfocados a la exportación de servicios de turismo producto de la mejor situación económica de Estados Unidos.

El informe agrega que la tasa de desempleo abierto urbano registró un nuevo descenso el año pasado, de 6,7% a 6,4%. Con ello, el desempleo alcanzó un nuevo nivel mínimo para las últimas dos décadas, reduciéndose el número absoluto de desempleados en 400.000. Sin embargo, alrededor de 15 millones de personas todavía están buscando empleo en las zonas urbanas de la región.

Autores: 

Balance económico de América Latina y el Caribe 2013

América Latina y el Caribe experimentaron su tercer año consecutivo de desaceleración del crecimiento (2.5%). En el 2013, las dos mayores economías de la  región, México y Brasil, mantuvieron tasas bajas de crecimiento (1.1% y 2.3%); Argentina, Bolivia y Colombia crecieron 3.3%, 6.8%, 4.3% respectivamente; Paraguay y Panamá anotaron las mayores expansiones, a la vez que Dominica, San Vicente y las Granadinas y Barbados registraron caídas.

A nivel regional, se confirma la desaceleración del dinamismo de la demanda interna, tanto del consumo (caída del consumo privado y expansión moderada del consumo público) como de la inversión. Por su parte, todos los países latinoamericanos tuvieron tasas de crecimiento positivas en el sector comercio, aunque inferiores a las del 2012, en el sector agropecuario se observo el mismo comportamiento, por la normalización de las condiciones climáticas, mientras que la evolución de los precios de exportación e importación se tradujo en una menor ganancia derivada de la variación de los términos de intercambio en 2013.

En promedio ponderado, la tasa de inflación regional acumulada en 12 meses a diciembre de 2013 se situó en 7.3%, en tanto que en 2012 había sido 5.6%, el alza de los precios de los alimentos contribuyó en mayor medida a este repunte. Por otro lado, durante el 2013 los mercados laborales reflejaron una caída de 0.1% de la tasa de ocupación urbana y una reducción  de la intensidad de inserción de la población en edad de trabajar, no obstante, la menor tasa de ocupación no generó un aumento de la tasa de desempleo.

 

AdjuntoTamaño
PDF icon BalancePreliminarAL2013.pdf647.49 KB
Autores: 

Balance económico de América Latina y el Caribe 2014

En 2014, el crecimiento de la economía mundial (2.4%) ha presentado una leve recuperación, con un desempeño heterogéneo de los países desarrollados y desaceleración de las economías emergentes. En este contexto, la demanda agregada de los países de América Latina y el Caribe se ha debilitado y el PIB creció tan solo 1.1%, la tasa más baja registrada desde 2009. Este comportamiento obedece a una contracción de algunas de las mayores economías de la región.

En términos dinámicos, la formación bruta de capital fijo en la región se contrajo a una tasa cercana al 3%, que se tradujo en una diminución de la inversión y el consumo se desaceleró, especialmente el privado. El bajo crecimiento económico redundó significativamente en una débil generación de empleo, que se expresó en una caída de la tasa de ocupación urbana de 0,4 % más allá de lo esperado. Por su parte, la inflación promedio acumulada en 12 meses a octubre de 2014 fue de un 9,4%2, frente a un 7,6% registrado en diciembre de 2013.

El déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos de la región llegó a un 2,3% del PIB en el 2014 (frente a un 2,6% del PIB en el 2013), el valor de las exportaciones de bienes y servicios de la región en su conjunto se estancó (-0,1%) y por la reducción de la demanda interna, el consumo y la inversión los volúmenes importados también disminuyeron.

De acuerdo con las proyecciones de las cuentas fiscales de América Latina, existe un pequeño deterioro del resultado fiscal en 2014, no obstante se logró mantener el gasto, la inversión pública y frenar la deuda pública. Finalmente, se espera que la economía de la región crezca a un ritmo promedio de 2,2% para el 2015.

AdjuntoTamaño
PDF icon BalancePreliminarAL2014.pdf2.36 MB
Autores: 

Balance económico de América Latina y el Caribe 2015

La economía mundial continúa mostrando bajos ritmos de crecimiento, en el 2015 creció 2.4%, levemente inferior al registrado en 2014 (2,6%). La dinámica estuvo marcada por una desaceleración de las economías emergentes, en particular de China (creció 6,8%) y una contracción de las economías de América Latina y el Caribe de 0,4% (como consecuencia del menor dinamismo exhibido por las economías de América del Sur).

En términos regionales, en 2015 la demanda interna disminuyó 0,7%, marcada por una contracción del consumo privado (-0,3%), de la formación bruta de capital fijo (-4,2%) y un bajo aumento del consumo público (0,7%). Esta falta de dinamismos en el mercado interno se reflejó en una caída de las importaciones reales de bienes y servicios (-1,1%), mientras que las exportaciones anotaron un alza del 2,5%.

Durante el 2015 el desempeño laboral ha sido heterogéneo en la región, no obstante, se produjo un incremento del desempleo abierto y el subempleo por horas como resultado de la mayor entrada de personas al mercado de trabajo y una baja demanda laboral. En cuanto a la inflación, la región alcanzó un nivel similar al observado en 2014 (6,6% enero-octubre), mostrando patrones bien diferenciados entre las economías del norte y del sur.

Por su parte, por primera vez desde 2009 todos los países de América Latina presentan déficit fiscales, la deuda pública aumento levemente, el gasto fiscal cayó y los ingresos fiscales registraron un leve deterioro. Por último, se espera que la región enfrente diversos escenarios y riesgos de la economía mundial, que sin duda condicionarán el desenvolvimiento de la actividad económica en el 2016.

 

AdjuntoTamaño
PDF icon BalancePreliminarAL2015.pdf1.43 MB
Autores: 

Balance económico de América Latina y el Caribe 2015

La economía mundial continúa mostrando bajos ritmos de crecimiento, en el 2015 creció 2.4%, levemente inferior al registrado en 2014 (2,6%). La dinámica estuvo marcada por una desaceleración de las economías emergentes, en particular de China (creció 6,8%) y una contracción de las economías de América Latina y el Caribe de 0,4% (como consecuencia del menor dinamismo exhibido por las economías de América del Sur).

En términos regionales, en 2015 la demanda interna disminuyó 0,7%, marcada por una contracción del consumo privado (-0,3%), de la formación bruta de capital fijo (-4,2%) y un bajo aumento del consumo público (0,7%). Esta falta de dinamismos en el mercado interno se reflejó en una caída de las importaciones reales de bienes y servicios (-1,1%), mientras que las exportaciones anotaron un alza del 2,5%.

Durante el 2015 el desempeño laboral ha sido heterogéneo en la región, no obstante, se produjo un incremento del desempleo abierto y el subempleo por horas como resultado de la mayor entrada de personas al mercado de trabajo y una baja demanda laboral. En cuanto a la inflación, la región alcanzó un nivel similar al observado en 2014 (6,6% enero-octubre), mostrando patrones bien diferenciados entre las economías del norte y del sur.

Por su parte, por primera vez desde 2009 todos los países de América Latina presentan déficit fiscales, la deuda pública aumento levemente, el gasto fiscal cayó y los ingresos fiscales registraron un leve deterioro. Por último, se espera que la región enfrente diversos escenarios y riesgos de la economía mundial, que sin duda condicionarán el desenvolvimiento de la actividad económica en el 2016.

 

AdjuntoTamaño
PDF icon BalancePreliminarAL2015.pdf1.43 MB
Autores: 

Balance económico de América Latina y el Caribe 2016

En el 2016, el PIB de América Latina y el Caribe disminuyó 1.1%, principalemnte por la reducción del crecimiento de las economías de América del Sur. Por su parte, las economías de Centroamérica mantienen un ritmo de crecimiento importante, aunque muestran una desaceleración respecto a 2015 de 4.7% a 3.6% en 2016.

La demanda en el mercado interno disminuyó 2% y esta produjo la reducción de las importaciones en torno al 3%, el débil desempeño económico de la región obedece a una fuerte caída de la inversión y del consumo. Mientas que en el sector externo, la caída de los términos de intercambio fue menor que en 2015, no obstante, el déficit de la cuenta corriente alcanzó 2.2% del PIB regional.

En el conjunto de América Latina y el Caribe, el mercado laboral se caracterizó por un significativo deterioro de la cantidad y calidad del empleo. Por otro lado, durante el 2016 el déficit fiscal promedio se mantuvo estable, reflejo de un ajuste del gasto público y las políticas monetaria y cambiara han estado condicionadas por la inflación, incertidumbre y volatilidad de los mercados financieros internacionales.

Para el 2017, se espera que el crecimiento económico de América Latina y el Caribe sea en promedio 1.3%, con lo que se pondría fin a la contracción que caracterizó el periodo 2015-2016.

Fuente: CEPAL, Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2016.

Descarga aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon BalancePreliminarAL2016.pdf3.64 MB
Autores: 

La caída del precio del petróleo pone en jaque la estrategia de la OPEP

Cuando los países productores de petróleo se reúnan el próximo 25 de mayo en Viena tendrán que enfrentarse a una situación endemoniada. El pasado noviembre acordaron, por primera vez en ocho años, reducir la oferta de crudo con la esperanza de inflar los precios. La estrategia funcionó a corto plazo, pero factores como el boom del fracking en EE UU y la producción en países como Libia han vuelto a arrastrar los precios por debajo de los 50 dólares por barril brent. La caída es una buena noticia para economías como la española, pero supone un desafío mayúsculo para una industria en serias dificultades.

Un largo listado de petroleras —ExxonMobil, BP, Chevron, Total y las españolas Cepsa y Repsol, entre otras— han presentado en los últimos días unos resultados inusualmente positivos para el primer trimestre del año. Todas ellas adujeron como motivo el alza en los precios del petróleo que siguió a la reunión de la OPEP del 30 de noviembre. Pero el optimismo en una industria necesitada de buenas noticias no termina de cuajar. Tras una temporada a la baja, los precios se desplomaron el jueves hasta tocar mínimos de los últimos cinco meses: el barril Brent —el de referencia en Europa— cayó a los 47 euros; y el West Texas estadounidense tocó los 44. Un día más tarde, la cotización se recuperó ligeramente.

Hay varios motivos que explican la tendencia bajista, como una mayor producción en Libia o Nigeria, unas existencias en EE UU que no caen como se esperaba, o una menor demanda en EE UU o China. Pese a todo, Gonzalo Escribano, experto en energía del Instituto Elcano, no detecta grandes cambios en los fundamentos del mercado. “La fuerte caída del jueves y el rebote del viernes apuntan a un componente técnico, con algunos agentes relevantes cambiando a posiciones menos optimistas”, explica. Sobre la evolución futura, Escribano señala que el consenso de mercado es que el barril no subirá más allá de 55 o 60 dólares.

Ante unos números alarmantes, Arabia Saudí, principal productor y peso pesado en la OPEP, salió el viernes al paso y aseguró que Rusia —que no pertenece a esta organización que engloba a los países responsables de un tercio de la producción mundial— estaba dispuesta a continuar con la política de restricciones a la oferta. El anuncio supuso un respiro, pero la presión continúa. La inmensa mayoría de expertos consultados pronostica que la OPEP decidirá en dos semanas continuar durante al menos seis meses con sus límites a la producción. Aquellos analistas que no creían en la capacidad de la OPEP para dar un empujón al sector sienten ahora que sus tesis se confirman.

“La OPEP pretende reducir el volumen de reservas a su nivel medio de hace cinco años. Para cumplir este objetivo, deberá ampliar seis meses más los límites a la producción y hacerlo de forma efectiva. Las dudas sobre la postura de Rusia habían hecho caer los precios en los últimos días”, explica Harry Tchilinguirian, jefe de analistas de materias primas de BNP Paribas. “El sector está poco a poco llegando a la conclusión de que la operación de recortes impulsada por la OPEP no ha sido efectiva”, añade en un comunicado la consultora energética estadounidense Ritterbusch y Asociados.

La decisión del 30 de noviembre de reducir la producción diaria en 1,8 millones de barriles fue impulsada por Arabia Saudí, en un intento de dar un golpe encima de la mesa para reconducir un sector que había pasado de ingresar 114 dólares por barril en junio de 2014 a los 27 a los que había caído en enero del año pasado. Desde entonces, el valor se ha recuperado, pero no tanto como esperaban los impulsores de esta iniciativa a la que muchos países eran reacios.

Escribano relativiza el efecto que la actual tendencia bajista tendrá en los productores. “Dependerá de su duración y evolución, pero de momento los precios casi doblan los niveles de hace un año. Eso no basta para resolver los problemas económicos de los países productores, pero tienen algo más de margen para ajustar presupuestos de manera menos drástica y costosa políticamente”, asegura. Así lo ha hecho por ejemplo Arabia Saudí, cuyo monarca, el rey Salmán, acaba de dar marcha atrás a algunas medidas de austeridad puestas en marcha hace medio año.

Consulta: 

http://economia.elpais.com/economia/2017/05/05/actualidad/1494004226_983...

Palabras clave: 
Autores: 

Proyecciones por año

2012

Perspectivas económicas para América Latina y el Caribe (Octubre, 2012)

Según el presente informe del FMI publicado el 12 de octubre en Tokio, el crecimiento del producto en América Latina y el Caribe se moderará al 3,2% en 2012, frente al 4,5% registrado en 2011, debido al impacto de las políticas más restrictivas aplicadas con anterioridad y al debilitamiento de la demanda externa. Posteriormente, prevé que para 2013 se expanda el producto en alrededor de 4%, siendo respaldado por la recuperación mundial y las condiciones subyacentes externas favorables.

Además, el FMI destaco que los riesgos mundiales a la baja se han intensificado. Los dos riesgos a corto plazo son el recrudecimiento de la crisis de la deuda en Europa y un ajuste fiscal mucho mayor de lo conveniente en Estados Unidos. A mediano plazo, el principal riesgo sigue siendo la posibilidad de una fuerte desaceleración en China, lo cual perjudicaría a la región considerando que China es un importante mercado para las exportaciones de materias primas. No obstante, ante el limitado margen de capacidad ociosa en muchos países latinos-caribeños y el doble viento a favor de condiciones de financiamiento externo muy favorables y de altos precios de las materias primas, es necesario calibrar las políticas cautelosamente para mantener bajo control la velocidad de crecimiento de la demanda interna y del crédito. La tarea principal para la mayoría de los países sigue siendo fortalecer los fundamentos macroeconómicos de sus economías aumentando el espacio fiscal y asegurando la estabilidad financiera. Los desafíos son mayores para algunos países, particularmente aquellos del Caribe, donde la recuperación ha sido limitada por la debilidad de sus hojas de balance y de la demanda externa.

Panorama laboral 2012: América Latina y el Caribe

La Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe presentó su informe anual Panorama Laboral 2012 con datos sobre el comportamiento del empleo y los mercados laborales durante el año y proyecciones sobre lo que podría ocurrir con el empleo en 2013. En este informe se destaca que la tasa de desempleo urbano de la región continuó con la tendencia a la baja de los últimos años, ubicándose en 6.4% al cierre del 2012.

LA OIT atribuye este comportamiento al dinamismo de las economías latinoamericanas y caribeñas, que han registrado un ciclo de crecimiento económico de varios años, teniendo una tasa de crecimiento económico de 3.1% en 2012.

Asimismo, se hizo un llamado para abordar los desafíos de la calidad del empleo, debido  a que el trabajo y los ingresos laborales constituyen un aporte fundamental para el crecimiento de las economías y la lucha contra la pobreza y desigualdad.

En el Panorama Laboral también se destaca que:

  • La tasa de desempleo urbano implica que el número total de desempleados se redujo en 400 mil personas
  • Aún hay 14.8 millones de mujeres y hombres desempleados en la región
  • La tasa de ocupación urbana se ubicó en 56.1% al tercer trimestre de 2012
  • La tasa de participación urbana aumentó 0.3 puntos porcentuales y se ubica en 60% al tercer trimestre
  • El desempleo urbano de las mujeres es 1.4 veces el de los hombres, siendo 7.7% y 5.6 al tercer trimestre
  • El desempleo juvenil urbano es de 14.3% lo que equivale a unas 7 millones de personas, una baja de 0.9 % con respecto al mismo periodo del año pasado
  • El empleo informal no agrícola afecta en promedio a 47.7% de los ocupados
  • En protección social 60.2% de los trabajadores ocupados tenían cobertura en salud y 61% de los ocupados cotizaba para una pensión
  • El promedio ponderado de los salarios mínimos reales experimentaron un incremento de 6.9% en promedio al tercer trimestre de 2012

El Panorama Laboral es elaborado cada año por el Sistema de Información Laboral para América Latina y el Caribe (SIALC) de la Oficina Regional de la OIT, con sede en Panamá, e incluye la elaboración de promedios regionales y análisis del comportamiento del mercado de trabajo basados en indicadores provenientes de fuentes oficiales en los países de la región.

Autores: 

Balance preliminar de las economias de América Latina y el Caribe

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe - CEPAL proyecta recuperación de la región más rápida de lo previsto, con un crecimiento de 4,1% en 2010 según el balance preliminar de las economías latinoamericanas y del caribe para el 2009. Sin embargo el organismo advierte, que aún persisten dudas sobre si este repunte será sostenible en el tiempo.

Ver Link o Descargar Documento informativo

 

Autores: 

Proyecciones por países

Observatorio Económico de México (UAM) - Informes económicos trimestrales

El Observatorio Económico de México es un proyecto académico de difusión y extensión universitarias de la Universidad Autónoma Metropolitana (México), cuyo objetivo principal es presentar regularmente un breve diagnóstico de corto plazo de la economía mexicana, utilizando los principales indicadores macroeconómicos y de esta manera, contribuir al superior conocimiento de la realidad económica y social del país.

A partir de ello, el Observatorio Económico de México publica regularmente informes trimestrales sobre la economía mexicana y sus principales indicadores económicos.

Para consultar los informes económicos trimestrales dar clic aquí o consultar el material anexo

 

Segundo trimestre del 2012

El siguiente informe económico trimestral presenta un resumen del comportamiento de los principales indicadores de la economía mexicana de abril a junio del 2012. En él se destaca la expansión del PIB en el segundo trimestre del 2012 de4.1%, siendo las actividades primarias quienes lideraron la expansión al presentar un incremento del 9.5% con respecto al año anterior, mientras que el crecimiento de las actividades secundarias y terciarias oscilan entre 4 y 4.6%, respectivamente.

Asimismo, el Índice General de la Actividad Económica (IGAE)tuvo un crecimiento de 4.7% en términos reales, a la vez que la actividad industrial mostró estar por encima del nivel pre-crisis. De la misma forma, el empleo formal sigue recuperando terreno al presentarse un incremento de éste en 3.9% para septiembre del 2012, lo cual es un cuanto tanto impulsado por el superávit comercial de 1,884 md. Dicho mejoría de la economía mexicana ha devuelto confianza y buenas expectativas a los agentes, sin embargo conviene advertir que la inflación general se encuentra por encima del objetivo del Banco de México ubicándose 4.77%, mientras que la inflación de la canasta básica se ubica en 6.22%.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

Tercer trimestre del 2012

El siguiente informe económico trimestral presenta un resumen del comportamiento de los principales indicadores de la economía mexicana de julio a septiembre del 2012. En dicho periodo, se destaca la expansión del PIB en 3.3%, ritmo de crecimiento interno que se moderó como consecuencia de la desaceleración de la demanda externa debido a la pérdida de dinamismo del sector industrial de Estados Unidos. Asimismo, persistió una incertidumbre elevada debido a la frágil e incierta situación fiscal y financiera de varios países industriales, cuestión que en el caso de México, no se ha visto reflejada con mayor magnitud gracias al crecimiento de la demanda interna.

En cuanto a la actividad económica por sectores , al igual que en el trimestre anterior, fueron las actividades primarias las que encabezaron la expansión teniendo un crecimiento de 6.6%, mientras que el crecimiento de las actividades secundarias y terciarias fueron de 4.2 y 4.4%, respectivamente.

Por su parte, el Índice General de la Actividad Económica (IGAE) tuvo un crecimiento de 1.3% en términos reales, reduciendo así su tasa de crecimiento con respecto al trimestre anterior que fue de 4.7% y manteniéndose prácticamente en la misma magnitud comparado con el del año pasado. Esto significó que diversas actividades industriales como la construcción, la minería o la industria manufacturera crecieran pero a ritmo pequeños cercanos al 1%. De la misma forma, el empleo formal mantuvo su crecimiento de 4.7%, mientras la Tasa de Desocupación fue de 5.01% de la PEA, menor que la del mismo mes de 2011 (5.67%), y menor que la registrada el mes previo (5.39%).

Sin embargo, la inflación ha comenzado a crecer y durante septiembre de 2012, el INPC presentó un incremento de 0.44 por ciento respecto al mes anterior, mientras que la inflación mensual de alimentos, bebidas y tabaco en México fue de 1.49% en septiembre de 2012, con lo que se alcanzó una inflación anual de 10.5%

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

Cuarto trimestre del 2012

El siguiente informe económico trimestral presenta un resumen del comportamiento de los principales indicadores de la economía mexicana de octubre a diciembre del 2012. En él se destaca la expansión de las actividades primarias quienes presentaron un incremento del 6.7% con respecto al año anterior, mientras que el crecimiento de las actividades secundarias y terciarias oscilan entre 3.6 y 4.1%, respectivamente.

Asimismo, el Índice General de la Actividad Económica (IGAE)tuvo un decrecimiento de 0.99%, lo cual apunta a una desaceleración importante hacia el cierre del año, sin embargo, en términos reales, el IGAE aumentó 1.4% en comparación con el año anterior.Llama la atención el bajo nivel de Inversión Extranjera Directa en 2012, si bien estos números se irán revisando al alza conforme más empresas avancen en el registro de inversiones ante las autoridades mexicanas, los 12 mil 659 millones de dólares reportados inicialmente apuntan a un importante descenso frente a periodos anteriores.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

Primer Trimestre del 2013

 

El primer trimestre del 2013 registró con diversos indicadores una desaceleración de la economía mexicana. El PIB avanzó apenas 0.8%, dado el desempeño positivo de las actividades primarias y terciarias que crecieron 2.84% y 1.92% respectivamente, mientras que las actividades secundarias mostraron un descenso de -1.46%, por el comportamiento negativo de la construcción, electricidad y manufactura. Del mismo modo, el Índice General de la Actividad Económica (IGAE), descendió en -1.8%, influido a la baja por los efectos del calendario.

En lo que respecta a otros indicadores tenemos: el mercado laboral siguió adelante, puesto que se crearon 174, 867 puestos de trabajo; el mercado interno, perdió dinamismo; el sector externo perdió fuerza de expansión, reflejado en un déficit en la cuenta corriente de 5, 532 mdd; la tasa inflación aumentó, ubicándose en 4.32%, mientras que la tasa de interés y el tipo de cambio mantienen su tendencia a la baja.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

 

Segundo Trimestre del 2013

En el segundo trimestre de 2013, el PIB creció a tasa anual de 1.5%, muy por debajo de las expectativas que se publicaron sobre la economía mexicana, el gobierno ha asociado este bajo crecimiento, principalmente con la situación externa (enero-junio se registró un déficit en la cuenta corriente de 11,328 mdd), pero ha dejado fuera de su análisis la caída del gasto público y el impacto de sus nuevas políticas en el sector construcción.

En su comparación anual, el IGAE disminuyó -0.4% en términos reales en el mes de junio, las actividades primarias (1.3%) y terciarias (2.65%) crecieron, al igual que el mes anterior, mientras que las secundarias descendieron (-0.62%). Por su parte, el mercado interno y el empleo formal han perdido dinamismo en el segundo trimestre del año, la inflación esperada se mantiene en niveles estables, no obstante, ha habido algunos sobresaltos en el mercado cambiario.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

Tercer Trimestre del 2013

El sistema de indicadores cíclicos para el tercer trimestre de 2013 es un poco ambiguo, muestra que el indicador coincidente se ubicó ligeramente por debajo de su tendencia a largo plazo y el indicador adelantado refleja una posible mejoría de la actividad económica para los próximos meses. El PIB avanzó 1.3% en el tercer trimestre del año, las actividades terciarias y secundarias fueron mayores en1.30% y 0.89% respectivamente, mientas que las primarias disminuyeron en -0.50%.

La producción automotriz y las ventas al por menor continúan en descenso al igual que la actividad industrial, siendo el sector construcción el más afectado. Al seguir perdiendo dinamismo el mercado interno, la tendencia de la tasa de desempleo urbano se volvió a incrementar. Por su parte, en el sector externo hubo una recuperación en las exportaciones no petroleras, pero aun así el saldo comercial fue deficitario, la inflación sigue a la baja y el tipo de cambio real se ha depreciado.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2013Trimestre03.pdf4.47 MB

Cuarto Trimestre del 2013

El 2013 tuvo un final decepcionante, el último trimestre del año registró una tendencia anual decreciente del PIB real (0.7%): el PIB primario y secundario registró descensos, excepto el terciario, el IGAE tuvo una trayectoria poco satisfactoria al igual que la actividad industrial que continúo desacelerándose principalmente por un deterioro del sector construcción, la confianza de productores y consumidores siguió deteriorándose, reflejada en la desaceleración del consumo y la formación bruta de capital.

Por su parte, la cuenta corriente cerró el año con un mayor déficit (-22,333 mdd) por un severo descenso de la exportación automotriz, todos los indicadores de inflación repuntaron en el cuarto trimestre de 2013, mientras que las tasas de interés registraron bajas, el tipo de cambio real terminó apreciado y hubo un incremento de las reservas internacionales. En síntesis los saldos macroeconómicos del primer año de gobierno de Peña Nieto han levantado críticas generalizadas y los diferentes balances de riesgos están marcados por percepciones decepcionadas.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2013Trimestre04.pdf4.63 MB

Primer Trimestre del 2014

La economía mexicana siguió perdiendo dinamismo en el primer trimestre del 2014, tanto el indicador coincidente como adelantado del SIC-INEGI se mostraron por debajo de su tendencia de largo plazo. El PIB y el IGAE reflejaron una desviación hacia debajo de las previsiones económicas, en el primer trimestre avanzaron 1.8% y 1.86% respectivamente con relación a igual lapso de un año antes.

En cuanto al mercado interno, este sigue débil, dado que el consumo de lo nacional descendió y el de lo importado avanzó muy poco, la inversión en general mostró un desempeño decepcionante y el mercado laboral formal registró poco empleo. Por su parte, el sector externo se vio fortalecido por  las exportaciones no petroleras (superávit de 510 mdd en abril), la inflación se mantuvo bajo control y el mercado cambiario no tuvo tendencias inesperadas.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2014Trimestre01.pdf3.86 MB

Segundo Trimestre del 2014

Hay señales mixtas de un repunte modesto de la economía mexicana en el segundo trimestre del 2014, ya que hay sectores que aún se mantienen en un bajo nivel de actividad, como el de construcción que todavía no termina de mostrar su potencial. La demanda interna tuvo niveles y ritmos mejores pero poco estimulantes para un impulso significativo de la actividad productiva, la inversión doméstica siguió hacia adelante y el desempeño de la economía norteamericana impulsó la demanda externa.

Por otro lado, productores y consumidores mantuvieron niveles declinantes de confianza, reflejo de un entorno económico en recuperación, pero incierto y poco vigoroso (crecimiento mundial débil),  los indicadores de inflación fueron desiguales, aunque no se advierten problemas en las expectativas inflacionarias para fin de año y el mercado cambiario siguió una tendencia estable.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2014Trimestre02.pdf1.92 MB

Tercer Trimestre del 2014

El PIB avanzó 2.2% en el tercer trimestre de 2014 con relación  al mismo periodo del 2013, las actividades primarias, terciarias y secundarias fueron mayores frente al trimestre anterior en 2.52%, 0.50% y 0.43% respectivamente. No obstante, la economía mexicana mantiene bajos ritmos de producción, por debajo de su potencial y los pronósticos para finalizar el 2014 son declinantes.

El déficit en cuenta corriente está disminuyendo, en octubre la balanza comercial reportó un superávit de 143 mdd impulsado por el crecimiento de la economía estadounidense que arrastra las exportaciones mexicanas, sin embargo, el mercado interno no acompaña este dinamismo dado que las ventas al por menor van en descenso. Por su parte, la política tributaria impactó sólo a principios del año y la política monetaria sigue una línea cautelosa.

 Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2014Trimestre03.pdf1.2 MB

Cuarto Trimestre del 2014

El cierre de la economía de 2014 fue insatisfactorio, el PIB real creció 2.1%, muy por debajo de las modestas expectativas iniciales del año, los indicadores del ciclo económico advierten ya del comienzo de un debilitamiento productivo, reflejado en un mercado interno débil que no acompaño el mayor dinamismo exportador, aunque paradójicamente la inversión anual fue alentadora y el sector externo también estuvo afectado por los indicadores petroleros.

Por otro lado, la masa salarial real siguió en picada, reflejo de empleos precarios y de una errónea política de contención salarial; el anuncio de una nueva política monetaria de los Estados Unidos causo volatilidad cambiaria, que impactó algo los mercados domésticos y el diseño mismo de la política hacendaria. Sumado a ello, la actividad económica y las expectativas estuvieron permeadas por el creciente clima de inseguridad pública y las protestas sociales por los hechos de Iguala.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

Primer Trimestre del 2015

La inestabilidad cambiaria en el país se acentúo en el primer trimestre del 2015, dentro de un contexto internacional de gran volatilidad de los mercados financieros globales, aunque con un nivel histórico de reservas internacionales que mitigaron dicha inestabilidad. Los dos indicadores cíclicos de México, registraron tendencias hacia el estancamiento de la economía, el PIB trimestral tan sólo creció 0.4%, persistiendo tendencias pesimistas en la confianza de consumidores y productores.

Cabe destacar el dinamismo de la industria automotriz por el lado de las ventas internas y las exportaciones, mezclado con una leve mejoría del mercado interno (aumento del consumo privado y reforzado por las remesas externas), pero combinado paradójicamente con un leve declive de la demanda manufacturera. En suma la caída de la producción, exportación y precios del petróleo mexicano repercutieron en las finanzas públicas del país.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

Segundo Trimestre del 2015

La incertidumbre interna, generada por la caída de la plataforma exportadora de petróleo y por la volatilidad de los mercados cambiarios globales, el persistente deterioro del clima de negocios y la baja confianza de los consumidores, ha marcado el primer semestre de la economía mexicana. El PIB aumentó 0.5% en el segundo trimestre del 2015, las actividades primarias disminuyeron -1.6%, en tanto las secundarias no tuvieron variación frente al trimestre anterior y finalmente las terciarias aumentaron en 0.9%.

En el mercado interno, el ascenso del empleo formal ha sido algo alentador, la inflación general se ha mantenido baja en 2.7% (junio 2015) y la depreciación cambiaria estable; mientras que los indicadores petroleros nacionales, afectados por el mercado internacional de energéticos, han tenido un impacto desfavorable en la cuenta corriente. En general, los obstáculos de crecimiento económico de corto plazo siguen siendo de orden externo e interno.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2015Trimestre02.pdf4.9 MB

Tercer Trimestre del 2015

El PIB de México, aumentó 0.8% durante el tercer trimestre de 2015 respecto al trimestre previo, las actividades primarias repuntaron, en tanto las secundarias y terciarias se mantienen semi-estancadas. El panorama macroeconómico de este trimestre es relativamente bueno, pero con señales pesimistas del mercado internacional por la caída mundial del precio de las materias primas y la incertidumbre de la política monetaria de la FED.

El consumo total tuvo un crecimiento trimestral de 1.1%, reflejado principalmente en la formación bruta de capital al igual que las remesas que han mostrado una tendencia al alza, dinamizando el mercado interno. Por su parte, los indicadores de producción petrolera siguen siendo alarmantes (el precio promedio del crudo mexicano paso de 90.26 a 42.74 dólares por barril) afectando a las exportaciones, mientras que las importaciones por tipo de bien presentaron ascensos anuales, y como resultado una balanza comercial deficitaria.

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2015Trimestre03.pdf4.14 MB

Cuarto Trimestre del 2015

Los indicadores del ciclo económico mexicano revelaron una desaceleración respecto a su tendencia de largo plazo, tanto el PIB (2.5%) como el IGAE (2.54% en diciembre) evidenciaron el estado de semi estancamiento de la economía mexicana, con un comportamiento desigual entre los grandes sectores. El mercado interno sorprendió con una buena evolución por el desempeño positivo del consumo e inversión privada y el comportamiento ascendente de las ventas de la ANTAD, sumado a ello el impacto del aumento de las remesas de origen extranjero.

 

Por otro lado, la inestabilidad cambiaria de 2015 no se traspasó a la inflación y esta fue la más baja de los últimos 45 años, el empleo formal tuvo un modesto ascenso, la brecha salarial una relativamente baja, hubo gran dinamismo en la industria automotriz e indicadores desalentadores todo el año en el mercado petrolero nacional que tuvo que repercutieron en las finanzas públicas del país. En general, los factores que frenaron el crecimiento de corto plazo de 2015 fueron de naturaleza externa: mercados de materias primas, inestabilidad financiera internacional y escaso dinamismo de EUA.

 Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2015Trimestre04.pdf9.05 MB

Primer Trimestre del 2016

Los indicadores del ciclo económico mexicano siguieron tendiendo a la baja a principios de este año, el PIB de México aumentó 0.8% en el primer trimestre del 2016, este fue el mejor desempeño en los primeros tres años de la administración actual, sin dejar de ser mediocre. En el contexto internacional, el precio de las materias primas mostró una ligera recuperación, dato alentador para las exportaciones petroleras mexicanas, mientras que la desaceleración de la producción industrial estadounidense provocó la caída de sus importaciones y por ende el de las exportaciones mexicanas.

Por su parte, el indicador mensual del consumo privado en el mercado interior creció 1.75% durante marzo de este año y el índice de confianza al consumidor se ubicó en 36.9 puntos, en tanto que el indicador de confianza empresarial manufacturero se redujo -3.2% al colocarse en 47.5 puntos. Finalmente, la cuenta corriente presentó un déficit de -6.991 mdd, las exportaciones totales mostraron un avance anual de -7.85% y las importaciones de bienes un descenso de -0.45% en el mes de marzo.

 

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2016Trimestre01.pdf3.7 MB

Segundo Trimestre del 2016

En el segundo trimestre del 2016 hubo una sorprendente desaceleración del PIB trimestral (-0.2%), donde las actividades primarias y secundarias fueron determinantes, especialmente por las caídas en construcción, manufactura y minería. El mercado interno tuvo un leve ascenso por la contribución de las remesas externas y el mercado laboral mostró indicadores coyunturales sin novedades, al igual que la balanza de pagos a corto plazo.

La confianza empresarial se mostró pesimista reflejada en el descenso anual y trimestral de la inversión privada y una caída leve en los pedidos manufactureros. En cuanto, al mercado cambiario, este registró una depreciación considerable del peso respecto al dólar y estuvo acompañado por pérdidas en las reservas monetarias internacionales. Por último, las tendencias de la inflación quedaron dentro de lo previsible, sin crear alarmas de ningún tipo para el banco central.

 

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2016Trimestre02.pdf2.85 MB

Tercer Trimestre del 2016

Los indicadores del ciclo económico de México siguen dando señales poco alentadoras, sin embargo, el PIB del tercer trimestre de 2016 recuperó velocidad, este creció 2% en su variación anual animado por las actividades primarias y terciarias que crecieron 4.8% y 3.3% respectivamente, mientras que las secundarias cayeron -0.9%, especialmente el sector construcción y manufacturas.

En el mercado interno, el consumo total perdió dinamismo 0.9%, con menos remesas externas de por medio (6,889 mdd), una reducción de la inversión (caída de la confianza empresarial, la formación bruta de capital y las entradas de IED) y un comercio interno en ascenso. Por su parte, en el sector externo la cuenta corriente de la balanza de pagos se reforzó por las exportaciones, donde las automotrices fueron cruciales, no obstante, siguió en descenso la producción petrolera y muy bajo el precio de exportación del crudo.

La inflación general y subyacente ascendieron quedando en el umbral de la meta de inflación del Banco Central y al mismo tiempo el empleo formal tuvo un buen desempeño (18, 626 asegurados en el IMSS). En cuanto al mercado cambiario, las devaluaciones del peso frente al dólar y el euro continuaron siendo volátiles, por ende, la política monetaria respondió con mayores tasas monetarias.

 

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2016Trimestre03.pdf3.39 MB

Cuarto Trimestre del 2016

El PIB real de México creció 2.3% en el 2016, a un ritmo poco menor al de 2015 (2.5%), el crecimiento del cuarto trimestre fue el más alto del año 2.4% (variación anual). Las actividades primarias tuvieron un buen desempeño, las terciarias se mantuvieron relativamente estables y las secundarias evidenciaron el declive de la minería, la tendencia estacionista de la construcción y un repunte flojo de las manufacturas.

Los indicadores de consumo del mercado interno fueron satisfactorios para el 2016, pese al clima pesimista en los negocios, la inversión privada aumentó 2.9% en su variación anual, pero no fue el caso de la inversión pública que siguió en franco declive. En cuanto al mercado externo, la cuenta corriente tuvo un saldo negativo de 27,858 mdd, producto de la combinación de déficits en la balanza de bienes y servicios. Las exportaciones no petroleras reflejaron un retroceso de 1% en los productos automotrices y 0.4% en el resto de productos, por su parte, la caída anual de las exportaciones petroleras se debió a la contracción de exportaciones de crudo (16%) y otros productos petroleros (30.2%).

La inflación general fue más elevada en el 2016 (3.36%), que la históricamente baja del 2015 (2.13%) y la inestabilidad cambiaria se acentúo mucho más (como resultado se obtuvo un bajo nivel de reservas monetarias) y como respuesta a ello el Banco Central subió la tasa de interés hasta alcanzar un nivel de 5.75%. Finalmente, durante la mayor parte del 2016 el empleo formal (afiliados al IMSS) tuvo una tendencia inestable pero ascendente y la tasa nacional de informalidad una tendencia a la baja.

 

Para consultar más información sobre los principales indicadores de la economía mexicana, descargar el archivo anexo. Para consultar más informes trimestrales dar clic aquí

 

AdjuntoTamaño
PDF icon informe2016Trimestre04.pdf3.06 MB

Proyecciones económicas para Brasil

Economic Surveys Brazil (OECD)

Economic surveys: Brazil published by OECD (10/2013). "Brazil has moved up the ranks of the world's largest economies while achieving much more inclusive growth than in the past. Stable and predictable macroeconomic policies underpinned these gains. More recently, demand has been supported by macroeconomic stimulus, which has encouraged the expansion of the non-tradable sector, while manufacturing is suffering from declining competitiveness, and supply-side constraints appear to be biting..."

Leer más

 


Outlook of Brazil's Economy (Wilson Center)

The outlook of Brazil's economy in a tough political  season, a seminar organized by The Woodrow Wilson Center's Brazil Institute. "Dr. Barbosa discussed the outlook of the Brazilian economy as the nation embarks in an intense political season leading up to presidential, gubernatorial and congressional elections scheduled for october 2014." The event occured on September with the commentators: Teresa Ter-Minassian and José R. Afonso and moderator Paulo Sotero. The event documents are available in site of the Wilson Center.  

LEER más

 


Perspectivas da Economia Brasileira para 2014 (FGV/IBRE)

Perspectivas da economia brasileira para 2014 seminário promovido pelaFGV/IBRE com os apresentadores Silvia Matos, Samuel Pessoa, Nelson Barbosa, Armando Castelar Pinheiro e moderador Regis Bonelli. "O ano eleitoral de 2014 será, possivelmente, marcado por uma atuação visando a expansão da economia por parte dos formuladores de política econômica. Mas a necessidade de promover uma recuperação do crescimento do  nível de atividades sem que as ações a serem tomadas ameacem o controle da inflação e o equilíbrio do balanço de pagamentos impõe desafios e cuidados..."

LEer más

 


Policy Analysis in Brazil (Vaitsman et al.)

Policy analysis in Brasil by Jeni Vaitsman, José Mendes Ribeiro and Lenaura Lobato published by Policy Press, London (2013). "Policy analysis in Brazil is part of the International Library of Policy Analysis and is the first bool to paint a comprehensive panorama of policy analysis activities in Brazil. Highlighting the unique features of the Brazilian example, it brings together 18 studies by leading Brazilian social scientists on polcy analysis as a widespread activity pursued in a variety of policy fields annd through diferente methods by governamental and non-governamental institution and actors..."

Leer más

 

Palabras clave: