Fecha: Viernes, Noviembre 8, 2019 - 09:28

China y Estados Unidos han llegado a un acuerdo preliminar, tras dos semanas de negociaciones de sus equipos, para retirar por fases algunos de los aranceles que se han impuesto mutuamente en la guerra comercial que vienen librando en los últimos 18 meses.

El anuncio lo ha realizado este jueves el Ministerio de Comercio en Pekín y horas después ha sido confirmado por un alto cargo de la Administración de EE UU, aunque precisan que no hay una decisión.

El propio presidente Donald Trump ya había anunciado su intención de firmar un acuerdo con su homólogo chino durante la cumbre de la APEC en Chile, que se iba a celebrar los próximos días 16 y 17 en Santiago y que ha sido cancelada por el Gobierno de Sebastián Piñera debido a las protestas multitudinarias en su país.

Fuente:
Fecha: Miércoles, Noviembre 6, 2019 - 12:04

El Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio (OMC), todos ellos dominados por los países ricos, han promovido desde hace tiempo la liberalización del comercio como una solución "beneficiosa para todos -ricos y pobres- y para todos los países -países desarrollados y en desarrollo-", argumentando que "los beneficios son lo suficientemente grandes como para permitir que se indemnice a los perdedores".

Sin embargo, el informe Perspectivas de la Economía Mundial 2016 del FMI advierte que el libre comercio se considera cada vez más como un beneficio exclusivo o principal para los más acomodados.

El creciente escepticismo sobre la liberalización del comercio, incluso antes de la elección de Trump a finales de 2016, había reavivado la defensa del FMI-Banco Mundial-OMC, por ejemplo, al hacer del comercio un motor de crecimiento para todos, a pesar de su reconocimiento de que "el comercio está dejando atrás a demasiados individuos y comunidades, especialmente en las economías avanzadas".

Fuente:

Páginas

Análisis del OBELA         /          ( english version )

Comercio e IED de China en Latinoamérica

Resumen:

China es un socio cada vez más importante para los países de la región, ahora en comercio e inversión, sobre todo en energéticos en Sudamérica. Destaca la inversión extranjera directa (IED) que realiza China en distribuidoras eléctricas de la región.

A pesar de la influencia dominante estadounidense en Latinoamérica, China aumenta lentamente su relación económica con toda la región. Su estrategia de expansión económica se divide en tres: los flujos comerciales; los de capital en forma de IED, y lo novedoso es el establecimiento de enclaves productivos.

La presencia de China en América Latina es un desafío a la dominación estadounidense de la región que ha mantenido a lo largo del siglo XX con invasiones y políticas económicas que han retrasado el crecimiento a niveles nunca registrados desde que hay datos macroeconómicos.

La guerra comercial China-EE.UU: otra versión de causas y consecuencias

Resumen:

Esta nota pretende analizar desde un enfoque macroeconómico las causas y consecuencias de la dinámica económica y la guerra comercial a partir de agregaados la formación bruta de Capital, el PIB y el Índice de Confianza Empresarial.

La guerra comercial afecta la confianza empresarial cuya medición en marzo de 2018 expresado como BCI, índice de confianza en el rendimiento de los negocios futuros, dio 99.5 y 101.2 para China y EE.UU. respectivamente.

La guerra comercial no es otra cosa que el producto de la economía de un país que una vez fue el comandante mundial y que hoy, ante la pérdida de capacidad competitiva, busca culpar a su principal rival tal como lo hizo en la década de 1980 con Japón.  Pero la diferencia entre China y Japón es sustancial.

Páginas