Fecha: Martes, Junio 16, 2020 - 13:24

La pandemia de Covid-19 ha afectado significativamente a la mayoría de las economías del mundo. Sus impactos totales no se sentirán hasta que siga su curso. Muchos países siguen luchando por contener el contagio, mientras que los costos tendrán sin duda repercusiones a largo plazo.

La pandemia ha expuesto las vulnerabilidades económicas que se han ido acumulando durante décadas, especialmente desde la contrarrevolución. Los primeros "paquetes de estímulo" asumieron que el "choque pandémico" sería de corta duración y fácilmente reversible.

Las respuestas de política del Covid-19 rara vez han abordado malestares previos más profundos, como el estancamiento o la caída del crecimiento de la productividad y la disminución de la remuneración de la mano de obra, por no hablar de las medidas de "política industrial sostenible" para hacer frente al calentamiento del planeta, el agotamiento de los recursos y otros problemas de sostenibilidad.

Fuente:
Fecha: Viernes, Junio 12, 2020 - 11:25
Autor:

Las principales cadenas de supermercados británicos amenazan con bloquear los productos producidos en Brasil si se aprueba una ley que propiciaría una mayor deforestación de la selva amazónica.

El jefe de Estado, escéptico sobre el consenso científico acerca del cambio climático, no ha hecho nada para desalentar la explotación de dicha selva para la agricultura o la minería, sino todo lo contrario. La relación que tiene el presidente de Brasil con la región es buscar riqueza en sus tierras, sin importarle la selva o los pueblos indígenas, explotando los recursos naturales de forma desmedida, así como abusar de la minería para extraer el oro, los diamantes, entre otros minerales.

En una carta entregada al gobierno británico en febrero, líderes indígenas pidieron al primer ministro y otros dirigentes europeos que no acepten en sus países productos que responsabilizan de la destrucción de sus tierras.

Páginas

Análisis del OBELA         /          ( english version )

La seguridad alimenticia y la pérdida de los ingresos

Resumen:

El panorama alimenticio se complica para buena parte del mundo, en especial para países vulnerables, debido a dos factores particulares: la caída en los ingresos de la población que la pandemia y el confinamiento han producido en las economías del mundo.

El comercio de alimentos se ha complicado en cuanto a sus redes de distribución, lo que ha dado lugar a un aumento de los precios de los alimentos. Esta crisis ha puesto en perspectiva los costos y beneficios de la dependencia alimentaria del mercado libre.

La forma de producir y distribuir alimentos está en cuestión dado que la mayor parte de los países tienen capacidad de producir alimentos por sí mismos y no necesitan depender de largas cadenas de suministros para alimentar a su población.

Los efectos del covid-19 sobre los indices de precios

Resumen:

El freno de las actividades económicas impactó a la producción manufacturera eslabonada con el mercado mundial, y de igual forma al procesamiento y distribución de alimentos El mundo se acerca a una crisis de consumo alimenticio. Existen crecientes problemas de producción y distribución de alimentos básicos generalizados.

El efecto del freno económico y productivo por el COVID-19 ha sido un alza en los precios de alimentos y en los bienes de primera necesidad que, sin embargo, no se ve reflejado en los índices de precios al consumidor, en general, debido a la fuerte deflación de los combustibles y otras materias primas.

Con la racionalidad económica de libre mercado, se volvió más rentable el libre comercio internacional de alimentos y se abandonó la noción de seguridad alimentaria. Ahora se ven las consecuencias sobre los precios y los riesgos en la falta de suministros

Páginas