Fecha: Miércoles, Agosto 2, 2017 - 17:36

Los países de América Latina siempre han declarado tener una estrategia de integración comercial que ofrezca mercados alternativos, en busca de mayor independencia económica y geopolítica de los grandes polos industrializados del resto del mundo.

La realidad es que las políticas de integración regional han favorecido la exportación de las materias primas: conectar centros de producción de commodities con puertos y aeropuertos. Los indicadores señalan que el comercio exterior desde los países de América hacia EEUU, Europa y Asia, aumentan; mientras el comercio entre los países de la región, disminuye.

Tras el escándalo de corrupción entorno a Odebrecht-Lava Jato y la crisis política que vive Brasil, el mayor impulsor de los proyectos de integración, se ha incorporado un nuevo actor el proyecto: China.

Fecha: Viernes, Julio 28, 2017 - 14:49

La decisión del gobierno del Presidente Donald Trump de renegociar con México el TLCAN ha sido interpretada por como la salva de arranque de una nueva oleada de proteccionismo estadounidense. Pero el discurso público de Trump no debe confundirse con la esencia del programa económico de su gobierno y las probables políticas comerciales.

Más allá del discurso público, no hay nada populista en las políticas que, hasta la fecha, el gobierno de Trump ha planteado: desregulación total, recortes del gasto social, el desmantelamiento de lo que aun queda del estado de bienestar social, las privatizaciones, la reducción de los impuestos a las corporaciones y los pudientes, y una expansión de los subsidios estatales al capital – en fin, es el neo-liberalismo en esteroides.

La élite política estadounidense se ve muy dividida y sumida en luchas internas, pero los empresarios e inversionistas están encantados con el programa neoliberal de Trump, como lo indica el fuerte aumento de la bolsa de valores en los meses posteriores a su elección.

Páginas

EE.UU.: Banana Republic

Resumen:

Con la reciente crisis económica, las principales potencias económicas han relucido como los grandes deudores (Países ricos altamente endeudados, PRAE). Aunque muchos de ellos ya estaban altamente endeudados desde tiempo atrás, fue la crisis la que evidenció y aumentó estrepitosamente  su nivel endeudamiento. A pesar de ello, los EEUU han optado por una política ‘avestruz' donde optan por dar cifras no tan alarmantes (con sus sucesivas correcciones, es decir, trampean) con tal de no espantar a las expectativas. 

También siguen firmes en su postura en la cual los mercados desregulados resuelven sus propios problemas sin intervención del Estado, esto claro, mientras el sector financiero o las corporaciones no necesiten  ayuda urgente del Estado.

Si a esto le sumamos las expectativas de las calificadoras chinas, las cuales no ven a los EEUU con buenos ojos y en cierta medida apoyan la batalla campal que sostienen los republicanos en contra de Obama, el panorama para EEUU parece muy incierto.

La Inflación ronda América Latina

Resumen:

La última inyección de dólares a cambio de bonos del tesoro en Estados Unidos en octubre del 2010 trajo aparejado consigo un alza inusitada en los precios de los commodities. La evidencia muestra que las bolsas de valores y de commodities desde octubre del 2010 remontaron significativamente. En el siguiente artículo se pretende ilustrar como debido a esto,por un lado, los gobiernos latinoamericanos han presentado un relativo crecimiento (dada su capacidad de exportación), pero a la vez su inflación se incrementa alarmantemente lo cual se verifica en las recientes presiones sobre el tipo de cambio. Por otro lado, se comprueba que Estados Unidos busca la manera de exportar su crisis y fortalecer su debilitada moneda.

Páginas