Inicio

Fecha: Viernes, Octubre 28, 2016 - 13:19
Autor:

El sistema financiero que conformaron los países europeos se está fraccionando tras la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea.

La gran banca de Gran Bretaña se prepara para salir del Reino Unido a principios de 2017. Mientras que la pequeña banca prevé salir antes de diciembre, hay que resaltar que los bancos buscan la salida por los temores sobre las negociaciones del Brexit.

Opositores al Brexit arremeten que el costo por salir de la Unión Europea le saldrá caro a Reino Unido. Y la preocupación se cierne ante un Brexit duro que implicaría que el Reino Unido deje tanto el mercado único como la unión aduanera, por lo que se presume la introducción de restricciones arancelarias y no arancelarias a las importaciones y exportaciones británicas.

2016 quedará en la historia como el peor año que vive Europa y las secuelas tras el Brexit apenas comienzan.

Fecha: Martes, Octubre 18, 2016 - 10:57

Las cadenas globales de valor (CGV) implican el comercio de bienes que tienen varias etapas de producción que tienen lugar en muchos países diferentes y en el que múltiples importaciones y exportaciones de bienes intermedios que son necesarios para producir un bien final. En las últimas décadas el comercio GVC se ha vuelto más importante, sin embargo, la elasticidad del comercio de GVC se invirtió a finales del 2000. Esta inversión se debe a factores cíclicos asociados con la reciente crisis financiera, o la posibilidad de que la transformación estructural asociada con el aumento de la fragmentación geográfica de la producción ya está casi terminada, o todavía no se conoce.

A nivel sectorial, una disminución de la demanda de vehículos de motor y partes lidera la actual desaceleración, como lo hizo durante 2008-9. En los últimos años, la desaceleración más notable de la demanda ha sido en Europa. Mientras que la actividad económica mundial creció un 4% en 2011 y 3,2% en 2012, con proyecciones para 2013 en el 3,3%, en la UE-27 sólo creció un 1,6% en 2011, y se contrajo un 0,2% en 2012. La desaceleración en Europa está teniendo impactos indirectos significativos en sus socios comerciales, en particular en los socios de África y Oriente Medio.

Los aumentos en la incertidumbre pueden tener un efecto moderador sobre el comercio, ya que los productores recortan las decisiones de inversión y la acumulación de inventarios y los consumidores posponen sus compras. Aunado al deterioro de las condiciones de financiación en la Unión Europea también plantea un problema, la financiación inadecuada limita el capital de trabajo, que afecta a las decisiones de inversión y límites de los fondos de las empresas, en particular para las pequeñas y medianas empresas, que son la columna vertebral de la economía de la UE

Fuente:

Páginas