Fecha: Lunes, Marzo 11, 2019 - 14:35

Estados Unidos siempre ha querido que China deje de comprar dólares para evitar que la moneda china, el renminbi (RMB), se fortalezca, como lo hizo masivamente China durante 2003–13, pero no lo ha hecho desde entonces.

La diferencia sería en la dirección de la manipulación, con China vendiendo dólares en lugar de simplemente no comprarlos. Pero el objetivo es el mismo: dañar la posición competitiva de China porque un RMB más fuerte aumenta los precios de las exportaciones chinas y baja los precios de sus importaciones.

Sin embargo, China no está ansiosa por ver que su superávit comercial, que ya ha disminuido a menos del 1 por ciento de su PIB, caiga aún más y está bastante contento con la modesta depreciación del RMB frente al dólar en el último año.

 

 

Fuente:
Fecha: Martes, Marzo 5, 2019 - 13:51
Autor:

La guerra arancelaria de Washington contra sus socios comerciales, particularmente China, le costó a las empresas y consumidores de EEUU 4,4 mil millones de dólares al mes el año pasado, según investigadores.

Además, les ha costado a los consumidores estadounidenses y las empresas que importan productos extranjeros un adicional de US $ 3 mil millones por mes en costos de impuestos adicionales y otros US $ 1,4 mil millones al mes en pérdidas de peso muerto: costos generales de bienestar para la sociedad.

En el transcurso de 2018, EE UU aplicó aranceles que oscilaron entre el 10 y el 50 por ciento sobre unos 283 mil millones de dólares en importaciones. En respuesta, los socios comerciales de EE. UU., Especialmente China, tomaron represalias con aranceles que promediaron el 16 por ciento sobre unos 121 mil millones de dólares estadounidenses.

Fuente:

Páginas

Análisis del OBELA         /          ( english version )

El multilateralismo revive y la integración de Sudamérica avanza, Editorial de Integración Económica diciembre 2013

Resumen:

La integración económica regional parece haberse convertido en el tema de hoy. El 28 de noviembre los ex Presidentes de Brasil y de Chile, Luiz Inácio Lula da Silva y Ricardo Lagos, en el marco del Seminario internacional Desarrollo e Integración de América Latina encuentro organizado por la CEPAL y el BID entre otros, llamaron a dar un salto cualitativo en la integración de la región.

Para Lula, América Latina ha dejado de hacer mucho, sin embargo, hoy encuentra la oportunidad de “hacer todo lo que no hizo en los últimos diez” [1]. Lula acierta en destacar uno de los puntos de conflicto que más ha entorpecido la integración regional: la política. Mientras no haya convicción política por parte de los gobernantes, dice él, no podrá llegarse a la integración.

Por su parte Lagos, al igual que varios quienes abordan los temas integracionistas, cuestionó la división geográfica con la que se abordan algunas de esas iniciativas, principalmente apuntando a la Alianza del Pacífico, la cual no conforme con tambalear las relaciones políticas dentro de la región, busca también incorporar a los países del Atlántico.

 

El engaño de JP Morgan

Resumen:

Oscar Ugarteche e Iván Sánchez El banco de inversión JP Morgan una vez más ha sido multado por incurrir en prácticas delictivas de las que ya se tenía sospecha y que ahora se han confirmado. JP Morgan fue acusado por una mala gestión de los controles de riesgo, donde no informó a los reguladores de Estados Unidos y Gran Bretaña, de las deficiencias en el manejo de operaciones arriesgadas que ya habían sido identificadas por la administración del banco. Dicho caso conocido como “la ballena de Londres” ahora le ha costado cerca de 920 millones de dólares en una multa a la que se llegó en un acuerdo extrajudicial con las autoridades estadounidenses y del Reino Unido por haber ocultado la gravedad de las pérdidas masivas.

El anuncio del acuerdo extrajudicial, que ya era esperado, es una de las multas más altas impuestas sobre un banco, por una sola estrategia de negociación. Cabe destacar que dichas prácticas, han sido catalogadas como "imprudentemente arriesgadas e inseguras" y se ejecutaron "como parte de un patrón de mala conducta", que ocasionaron pérdidas de más de 6 mil millones de dólares en transacciones con derivados en el mercado de Londres el año pasado, cuando Dimon dijo en el Congreso estadounidense, que no se necesitaba de mayores controles para evitar tomas de riesgo imprudentes.

Páginas