Multilateralismo

Europe in a New World Order

Lun, 03/06/2017 - 17:21 -- anegrete

Los EEUU son el socio comercial y de inversión más importante de la Unión Europea, (UE) el cual ha apoyado, hasta ahora, el sistema multilateral de comercio y de integración europeos y ha proporcionado una garantía de seguridad a los países de la UE.

Pero al igual que otras economías avanzadas, el peso relativo de los EE.UU. en la economía mundial ha declinado. La nueva administración estadounidense parece decidida a reemplazar el multilateralismo con acuerdos bilaterales.

La UE es una economía relativamente abierta que se ha beneficiado del sistema multilateral. Si EEUU cambia de su curso anterior, la UE deberá responder. Este artículo considera cuál debería ser la reacción estratégica de la UE a las políticas de EEUU, y el papel de la UE en un mundo de hegemonías en declive.

If Trump changed tack on Nato, can he U-turn on the IMF and WTO?

Jue, 02/16/2017 - 19:07 -- anegrete

Donald Trump no asumió la presidencia de los EEUU como un multilateralista comprometido. Entre sus declaraciones de campaña más controvertidas se encuentran algunas que sugieren que la OTAN era obsoleta, una posición que no sirve de nada por su actitud ante otras organizaciones y alianzas multilaterales.

La semana pasada, sin embargo, Trump dio un paso atrás, tranquilizando a una audiencia en el Comando Central de EEUU, la sede de las fuerzas estadounidenses que operan en el Medio Oriente. Dijo: "Apoyamos firmemente a la OTAN", que su "problema" con la alianza era una contribución financiera completa y adecuada de todos los miembros, no acuerdos de seguridad fundamentales.

La pregunta ahora es si lo que es cierto para la OTAN es también cierto para el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, la Organización Mundial del Comercio y el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.

Palabras clave: 

La OMC y el futuro del Multilateralismo

Lun, 10/17/2016 - 13:05 -- resqueda

En el documento se tratan los problemas actuales de la OMC y por qué su “magia” parece haber fracasado en la Ronda de Doha. Existen dos argumentos en esta discusión, en primer lugar, la última ronda de negociaciones del GATT, la Ronda Uruguay, buscó generar un impulso adicional para el libre comercio a través de su ampliación, tanto en términos de más países que se unen y en términos de áreas adicionales que serían cubiertos por el acuerdo. Sin embargo, en esta ampliación también requiere la alteración de algunas de las reglas y principios históricos que habían generado el impulso hacia el libre comercio, en segundo lugar, las reglas y procedimientos de la OMC fueron diseñados para una economía global, pero la rápida deslocalización de los países de alta tecnología a los países de bajos ingresos ha creado un nuevo tipo de comercio internacional. En esencia, los flujos de bienes, servicios, inversiones, capacitación y conocimientos técnicos que utilizan para desplazarse hacia el interior o entre fábricas han pasado a formar parte del comercio internacional.

Para este tipo de comercio internacional, las normas comerciales que importan son: menos tarifas y más protección de las inversiones y la propiedad intelectual, además de las medidas legales y reglamentarias para asegurar que los dos vías flujos de bienes, servicios, inversiones, y de personas. Es posible imaginar una hipotética OMC, que incorpore a estas normas. Pero en la práctica, las reglas se escriben en una serie de acuerdos regionales y megarregionales como la Asociación Trans-Pacífico (TPP) y Comercio transatlántico y Asociaciones de Inversión (TTIP) entre los Estados Unidos y la Unión Europea.

Palabras clave: 

FMI: La economía global en 2014

Lun, 01/20/2014 - 09:22 -- noyolara
De acuerdo con Lagarde, las expectativas del FMI están en hacer del año 2014 el punto de quiebre entre los “sietes años débiles” y en adelante los “siete años fuertes”. No obstante, los riesgos aún persisten, sobre todo para las economías avanzadas. La recuperación se ha concentrado en los sectores de mayor ingreso, en Estados Unidos los beneficios han ido a parar al 1 por ciento.

Además, se observa que a pesar de los programas de estímulo monetario emprendidos por los bancos centrales, hay una tendencia creciente hacia la deflación en las economías avanzadas. Esto representa un riesgo por encima de la inflación, ya que sus efectos sobre la actividad económica son altamente negativos. El reto está en llevar a cabo de un lado, “reformas estructurales” que favorezcan la creación de empleo y de otro, el regreso a políticas monetarias convencionales.

Suscribirse a RSS - Multilateralismo