Fecha: Martes, Agosto 9, 2016 - 10:53

El acuerdo comercial entre Bruselas y Washington ha caído presa de los miedos que atenazan a la ciudadanía y los líderes políticos titubean a la hora de darle el apoyo final. Hace más de tres años que la Unión Europea y Estados Unidos iniciaron la negociación de un ambicioso acuerdo comercial y regulatorio para allanar las trabas a los intercambios entre ambos bloques, pero el auge proteccionista y nacionalista que se respira en Occidente augura que no será sencillo. Convencidos de que el TTIP morirá si el candidato republicano, Donald Trump, gana las elecciones estadounidenses el 8 de noviembre, los representantes políticos quieren pisar el acelerador este otoño. Si la vencedora es Hillary Clinton, el interés por el pacto permanecerá, aseguran esas fuentes, pero el escenario es muy incierto.

Voces críticas toman fuerza incluso en las formaciones moderadas. Y varias citas electorales en el horizonte, además de la EEUU, complican el escenario. Especialmente en Francia, porque los socialistas rehuyen un pacto que buena parte de sus bases rechaza antes de las presidenciales de 2017. Pero también en Alemania, donde el rechazo al acuerdo también es fuerte y están previstas legislativas ese mismo años.El otoño tendrá varias fechas clave para dilucidar el futuro del TTIP. Los ministros de Comercio se reunirán el 23 de septiembre en Bratislava (la capital de Eslovaquia, que ejerce este semestre la presidencia rotatoria de la UE) para definir su nivel de ambición

Fecha: Lunes, Agosto 8, 2016 - 12:18
Autor:

En el 2014 se lanzó el Atlas Global de Justicia Ambiental, creado por un grupo de investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental (ICTA) de Barcelona, en conjunto con el proyecto europeo EJOLT (Environmental Justice Organization Liabilities and Trade) para presentar al Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) un atlas que recopila información sobre más de mil conflictos ambientales que se despliegan por el mundo.

El recurso interactivo ubica los conflictos por país y los clasifica de acuerdo a su naturaleza con un ícono específico, algunos ejemplos son conflictos por la conservación de biodiversidad, conflictos de tierras y biomasa, relacionados a los combustibles fósiles y el cambio climático, por contrucción de infraestructura, extracción de materiales, nucleares, los generados por turismo, manejo de residuos entre otros.

Desde su aparición, el atlas ha permitido observar como tendencia el aumento de conflictos ambientales en países en vías de desarrollo, principalmente en América del Sur, India, Medio Oriente y África, aunque los países desarrollados también presentan problemas aunque en menor medida.

Cabe resaltar que este trabajo demuestra los problemas tangibles ocasionados por el aumento de la población mundial, de la sobreexplotación de los recursos y el aumento de energía que necesitamos para continuar el modo de vida. Asimismo, es importante mencionar que dentro del atlas también se hace referencia a los grupos de resistencia existentes, así como también las acciones legales que se han llevado al respecto; de tal manera que no sólo menciona los conflictos, sino que también nos brinda un panorama completo sobre el mismo y permite dar visibilidad a los problemas, pero también a las demandas por justicia en el mundo de todos.

 

Fuente:

Páginas